Monitor Nacional
El castigo a los partidos
Los Estribos | Raúl González Rodríguez
22 de junio de 2015 - 5:35 pm
Partidos-MN
Las elecciones que recién concluyeron quedarán marcadas en la historia

Las candidaturas ciudadanas fueron un parteaguas para aspirar a la consolidación de la democracia en nuestro país.  A pesar de que nacieron con múltiples candados, es importante resaltar que fue un gran paso motivado en la intención de ciudadanizar la política.

Las elecciones que recién concluyeron quedarán marcadas en la historia puesto que por primera ocasión, las reformas hechas para las candidaturas independientes surtieron efecto y el siete de junio los neoleonenses formaron parte activa del cambio poniendo en jaque a los diferentes partidos políticos , teniendo como testigos de honor, a muchos mexicanos y a observadores que traspasan los límites territoriales de nuestro país.

Es cierto que muchos critican a quienes estaban en un partido y deciden abandonarlo y contender de manera independiente, como fue el caso del Bronco, pero también es cierto que la sociedad fue la que tomóla decisión de identificarse y cristalizar su enojo hacia los militantes de los partidos políticos.

Esto ha desatado preocupación pues el año que entra habrá elecciones para cambiar al titular del Poder Ejecutivo Estatal en doce entidades: Aguascalientes, Zacatecas, Durango, Sinaloa, Tlaxcala, Puebla, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo, Tamaulipas, Chihuahua y Veracruz. A todos espanta la llegada de un bronco o una bronca, claro, a todos los políticos, más no a gran parte de la sociedad. Es por esto que algunas legislaciones estatales han puesto muchas más trabas para quienes aspiran a ser candidatos independientes, como es el caso de Durango. Sólo se les olvidóque nadie puede quitar el derecho que tenemos de votar y ser votado, y la Carta Magna de nuestro país, siempre estarápor encima de cualquier legislación estatal.

En lo particular, le resto importancia a las críticas hechas a quienes dejan su partido político para no ser cómplices de los denominados “dedazos”, y posteriormente se lanzan por la vía independiente. Pertenecer a un instituto político no es un delito, lo grave es no luchar por lo que se cree justo y al llegar al poder, transformarse en lo que tanto han criticado,

Es sabido que muchos gobernadores querrán dejar a su delfín para sustituirlos a pesar de la frase priista -cuando hay jefe político nacional- de que gobernador no pone gobernador. Con lo sucedido el siete de junio, deben valorar si vale la pena desgastarse en querer imponer candidato o enfocarse en llevar a cabo una transición tranquila, permitiendo equidad en la lucha interna de sus respectivos institutos políticos por llegar al poder. De no ser así, estarán expuestos a repetir lo sucedido en Nuevo León y exponerse a sentir el castigo de la sociedad.

TAGS: , ,