Monitor Nacional
El deporte es el AS bajo la manga
Podium | Adrián Maravilla
2 de noviembre de 2015 - 3:16 pm
checo-MN
En el mundial de Brasil fuimos llamados “la mejor afición del mundo”, y no solo porque nuestra selección puso el sabor en la cancha, las tribunas repletas de mexicanos se hacían notar

México se ha envuelto solito en escándalos que acabaron sonado en todo el mundo. Empezamos a tener de vuelta esa mala imagen de ser un país corrupto. (El que unos cuantos lo sean, no nos hace serlo a todos) Es molesto cuando algún foráneo menciona “México” y hace alguna mueca. Quizás el deporte está limpiando el desastre.

Nuestras mascaras son un infaltable en cualquier lugar a donde un representante de nuestro país se presente. La lucha libre hace su parte y experto al Místico y al patrón, Alberto Del Rio, quien emproblemado y todo, está de vuelta a la empresa norteamericana WWE, es campeón y un estelar en las funciones semanales y eventos de PPV mensuales.

Otro cuadrilátero pero donde los catorrazos son más duros, es el del boxeo. En este deporte México es de los grandes semilleros de campeones del mundo. Ahora mismo, una de las grandes estrellas internacionales es el Canelo Álvarez. Este chico, a pesar de su juventud, ya es un estelar de Las Vegas y un trancazo en los pagos por evento. Pregúntenle a Mayweather, quien gano una de sus bolsas más jugosas con el mexicano. En un par de semanas, el evento del año boxístico esta puesto en Álvarez y el puertorriqueño Miguel Cotto. El mundo volverá a voltear para acá.

El futbol mexicano evoluciono de la mano del gran Ricardo La Volpe, en ese proceso México paso de ser los ratoncitos verdes, a ser un equipo de respeto. Uno de los logros de La Volpe, fue exportar jugadores a Europa, al mejor futbol del mundo. Si bien anteriormente ya había emigrado, lo hacían a cuenta gotas, (Entre ellos, el gran Hugo Sánchez y Luis García) desde entonces, México mantiene una cuota de jugadores en el extranjero que ahora son la base de la selección.

De ese proceso; Pavel, Masa y Osorio fueron campeones. Rafa Márquez es un caso especial, este hombre merece más que un párrafo, es un lujo, una joya. Personas como Márquez no son normales, son ejemplos a seguir, y no solo en México, en el mundo.

Entonces nuevas generaciones han crecido viendo ganadores, no hay más ratoncitos verdes. Ahora los juveniles son campeones del mundo. Tenemos a la generación de Carlos Vela y la de Ponchito González. Tenemos Medalla de oro con Gio Dos Santos. Son generaciones que son presente y futuro para el futbol mexicano.

En Portugal, El porto tiene más mexicanos que dos que tres equipos de la liga MX, en España Carlos Vela es jugador top y pretendido por equipos de elite. En el caso de mexicanos en Europa, hay un caso en particular, un jugador especial; Javier chicharito Hernández. Este chico no es normal, su nombre ha sido ovacionado en el Santiago Bernabéu con el Real Madrid y en Old Trafford con el Manchester Unided. Ha marcado en Liga inglesa, Española, Copas locales, UEFA y Champions, con selección en Mundiales, y con todo y eso, en México la comentocracia deportiva dice que es un jugador “medianito” que “no es de elite” en ocasiones pasa de la crítica a la ofensa, cuando algo no sale como debiera (a cualquiera le pasa) titulan sus notas con: “La Chichareo”.

Pero eso no pasa en todo el mundo. En las ligas donde él juega, es un tipo respetado y querido. Ahora mismo, el Bayer Leverkusen dica paginas en español para los fans americanos y por qué no, españoles. Es triste que su mayor animadversión, la encuentre en su país.

Otro tapatío que va por el mundo, dejando buena impresión es Sergio Pérez, piloto de Fórmula 1 que este fin de semana corrió en nuestro país. Después de 23 años, la máxima categoría regreso a México, y no solo regresa por dinero, la F1 vio lo que aquí no quieren ver. Somos de clase mundial. Apenas se prendieron las luces verdes en la primera práctica y el mundo quedo impactado con nuestro GP, la organización, la pista, las instalaciones, pero más importante, la respuesta de la gente. Por redes sociales, medios que cubren al gran circo, no paraban en halagos a nuestro país y lo que habíamos hecho.

Los pilotos estaban vueltos locos de evento en evento, cantaban, luchaban, probaban antojitos mexicanos, jugaban futbol, modelaban, y daban cualquier cantidad en entrevistas. A través de sus cuentas, le contaban al mundo cuan fabuloso es México.

Y llegaría el gran día, el héroe local, como llamaban a Checo, debía mostrar en pista lo que sabe hacer.

Domingo por la tarde, el mundo vio a la mejor afición del mundo hacerse sentir de nuevo, apoyamos al nuestro. Le cantamos y le aplaudimos. Sergio, respondió y sumo puntos quedando en un gran octavo puesto, pudo mejorar la posición haciendo gala de su increíble gestión de neumáticos pero un Safety Car estropeo la estrategia, como sea, Checo y su compañero, sumaron y aventajan a Lotus en el campeonato de constructores.

Al Final, ¡Nico, Nico, oeh, oeh, oeh, Nico, Nico! Fue como México le canto al ganador de la carrera haciendo vibrar al Alemán Nico Rosberg, y diciéndole al mundo que no nos quedaremos con los 5 años de contrato, que vamos por más, nuestro Gran Premio es el mejor de la temporada y ahí vamos a estar.

Y como estos mexicanos, hay más repartidos por el mundo y en diferentes deportes, UFC, Basquetbol, clavados, tiro con arco, esgrima, futbol femenil, etc. Tenemos atletas de primer nivel como El Titán Adrian González, la gran campeonísima Paola Longoria, Gustavo Ayón, Esteban Gutiérrez, etc.

El deporte mexicano está limpiando la imagen de nuestro país sin querer queriendo. Por acá, muchos intentamos hacerlo desde dentro. Pronto, este será un mejor lugar.

TAGS: , , , ,