Monitor Nacional
El derecho a no migrar
Entrando en calor | Elisa Sandoval
12 de abril de 2016 - 1:37 pm
mn3
Ya sea una guerra, un desastre natural o la economía, todos estamos propensos a convertirnos en migrantes en cualquier momento

¿Qué es lo que nos obliga a abandonar nuestro lugar de origen? ¿Elección o imposición?

Ya sea una guerra, un desastre natural o la economía, todos estamos propensos a convertirnos en migrantes en cualquier momento.

En el caso particular de Centro América y México, la migración es un tema que azota la vida de la gran mayoría de su gente. La migración de centroamericanos, muy en especifico, es provocada por la falta de oportunidades económicas en sus países natales son las que afectan las vidas de millones de personas.

Cuando hablamos de migración económica automáticamente pensamos en la migración que se genera hacia nuestro vecino norte, Estados Unidos. Nos viene a la mente el “sueño americano” con el cual millones de personas han soñado por décadas y que hablando de la cruda realidad muy pocos logran alcanzar.

Pero el tema que debemos analizar no es la migración como la acción de cambiar de residencia, va mucho más a fondo; debemos analizar la migración como la consecuencia nacida de factores externos a las personas afectadas por los mismos. La migración implica un cambio total en la vida de aquella persona que  empieza el viaje por una vida mejor. Se deja todo atrás, todo menos la esperanza de poder encontrar una vida permita poco a poco ir superando las condiciones de vida que se habían tenido hasta el momento. Entonces, ¿que es lo que motiva a las personas a migrar? Las respuestas pueden ser muchas, sin embargo como ya se dijo previamente, en el caso de México y Centroamérica, las condiciones que propician este cambio brutal es la economía que no permite vivir, sino a duras penas sobrevivir.

No podemos limitar nuestro pensamiento drásticamente y afirmar que los migrantes se van porque no encuentran trabajo, ya que trabajo siempre hay. Lo que no hay es suficiente remuneración económica para poder mantener a los seres queridos y a uno mismo.  Entonces se llega a la pregunta: ¿Se migra porque se quiere o porque se debe? La respuesta puede verse desde diversos puntos de vista contrarios, sin embargo la verdadera razón que motiva la migración es la respuesta correcta que se debe dar. La migración no es un deseo sino una necesidad. Si no existieran situaciones que afecten la calidad de vida de los         pre-migrantes, la migración económica en realidad no sucedería. Entonces la solución se encuentra en la raíz del problema.

La economía es la única responsable de cobrarse la vida de millones de migrantes económicos desde sus inicios. Pero ahora viene otra interrogativa, ¿quién controla la economía? Si nos limitamos a decir que el gobierno lo hace, la respuesta esta muy lejos de estar completa y correcta. Si bien los gobiernos del mundo deben garantizar a su gente el derecho a no migrar,  ellos no son los únicos responsables de los deslices de la economía. Empresas trasnacionales, grandes firmas globales y empresarios cuyos nombres no conocemos en la mayoría de los casos, contribuyen de igual o mayor manera a los cambios económicos que propician el movimiento masivo de gente en búsqueda de una vida feliz.

El derecho a no migrar es una garantía con la cual todas las personas del mundo debemos contar. Debemos poder tener la seguridad de que nuestras vidas no son controladas por entes que en un abrir y cerrar de ojos pueden cambiar nuestro panorama y nuestro futuro. Sin embargo este derecho, no es que no exista, sino que no se sabe ampliamente que se tiene. Es un derecho que todos debemos conocer y por ende exigir. Si esta concientización fuera lo suficientemente fuerte y estuviera arraigada en la cultura mexicana y centroamericana, la migración económica cambiara de ser obligada a ser opcional, ya que al conocer nuestro derecho, este se exigiría y comenzaría, gracias a la presión, a materializarse en una realidad paulatinamente. Entonces la migración pasaría de ser para cubrir necesidades fisiológicas básicas a ser con fines de superación personal o en búsqueda de sueños que van más allá de aquellos que nos motivan a sobrevivir. La gente comenzaría a vivir vidas dignas y completas, vidas felices.

Recientemente los gobiernos de México y de Alemania declararon que se unirán con la organización Save the Children para frenar la migración de niños no acompañados que parten de las zonas más pobres de nuestro país y de países como Guatemala y Honduras al gigante del norte. Aquí es donde vemos un acto que combate la negligencia actual que se vive respecto al tema. La organización en favor de la niñez se ha empeñado en promover campañas de inclusión de estos pequeños desde antes que ellos decidan migrar por su propia cuenta.

Acciones como esta es lo que se debería estar implementado en realidad; combatir el problema desde raíz en lugar de tratar de frenarlo por vías violentas como lo observamos en la frontera norte de nuestro país con la policía fronteriza norteamericana. Esta unión esta promoviendo el derecho a no migrar de los niños mexicanos y centroamericanos ya que al brindarles las condiciones optimas de crecimiento y desarrollo, se les motiva a quedarse en sus países en búsqueda de una superación interna en lugar de exponerlos a arriesgar sus vidas en un trayecto que en la gran mayoría de los casos no tiene un final feliz.

Con ejemplos como este donde aproximadamente 30 mil personas se verán beneficiadas, nos ponemos a pensar si en verdad la mejor alternativa que tenemos es la construcción de un macro muro que separe países y fragmente relaciones. Esta medida de enfoque realista no es la mas apropiada para solucionar un tema tan delicado como lo es la migración a Estados Unidos. La mejor alternativa que debemos adoptar es tomar acción y tratar de mitigar los problemas internos de los países que se ven obligados a expulsar a su gente. Para evitar que el problema se siga proliferando, debemos proveer lo necesario para que la necesidad sea abastecida.

Es claro que la migración se seguirá dando pase lo que pase, sin embargo la alternativa de no migrar debe ser vigente y viable para todo el mundo de igual manera y de igual medida.

TAGS: , ,