Monitor Nacional
El día a día en la cultura de la violación
Instantáneas de México | Arantxa M Meza
6 de abril de 2016 - 11:52 am
mn1
Según la Universidad Marshall, la “cultura de la violación” – o rape culture – es “…un ambiente en el cual la violación es frecuente

Primero fue Andrea Noel, víctima de una agresión sexual en la Condesa y posteriormente, de insultos y amenazas tanto en redes sociales como en persona. Después la violación de Daphne Fernández, víctima de “Los Porkys”, cuestionada de nuevo con preguntas como “¿Qué traía puesto?”. Lo que estos eventos tienen en común es que se tratan de dos ejemplos de cosas que suceden gracias a la “cultura de la violación”.

Según la Universidad Marshall, la “cultura de la violación” – o rape culture – es “…un ambiente en el cual la violación es frecuente y en el cual la violencia contra la mujer se normaliza y  excusa en los medios y en la cultura popular”. Actitudes comunes que conlleva esta práctica son las de culpar a la víctima cuando ha sido violada – ya sea por su vestimenta o supuesta promiscuidad – además de excusar a los varones como seres que no pueden contenerse, tolerar el acoso sexual, permitir el uso de violencia hacia las mujeres en películas y televisión, entre otras.

Es gracias a este ambiente que se le enseña a las mujeres que los hombres son animales que no se pueden controlar, entonces yo debo cuidar lo que hago si no quiero ser violada. Aunque podría parecer que este tipo de situaciones son quizá insignificantes, según estudios de la Secretaría de Salud, aproximadamente 120,000 violaciones ocurren anualmente en México – lo que equivale a una cada 4 minutos. En el año 2012, tan solo se registraron 14,050 denuncias ante los Ministerios Públicos. Además, hay datos que afirman que de los autores del crimen, solo uno en 21 son condenados. México, un país que según estudios realizados por la ONU en 2010 tenía el primer lugar en violencia sexual, es una nación en la cual las violaciones prácticamente pasan desapercibidas.

Todo lo anterior es parte de esta “cultura de la violación” que normaliza todas las cosas atroces que se le pueden hacer a una mujer, que día con día le dice que mejor se quede callada porque es suya toda la culpa y el castigo le viene bien merecido.

Lamentablemente es frecuente el que no prestemos atención a estas actitudes, el que simplemente dejemos pasar estos eventos como si no fueran perjudiciales. Sin embargo, el 35% de las mujeres alrededor del mundo que han sufrido violencia sexual demuestran lo contrario, según cifras de la ONU.

Ante esto, sugiero simplemente actitudes que podrían eventualmente llevar a un cambio colectivo: el ser más críticos acerca del lenguaje que usamos y las cosas que enseñamos en familia, aprender a apoyar a las víctimas de abuso y no minimizar lo que han sufrido, no excusar a aquellos que realizan el abuso sexual, no normalizar un crimen tan horrendo ni tratar de encontrar humor donde no lo hay. Si lo hacemos así, es posible que las estadísticas de organismos como la ONU o Amnistía Internacional bajen gradualmente.

TAGS: , ,