El enfoque socialista del Cmte. Ernesto “Che” Guevara

Para lograr un acercamiento a la manera en que el Cmte. Ernesto “Che” Guevara pensaba es necesaria una aproximación al contexto histórico en el que vivió y a su actores.

El “Che” Guevara es un ícono de los personajes contemporáneos que más contribuyó en la corriente del pensamiento latinoamericano del siglo XX, ya que  colaboró con un nuevo pensamiento sociopolítico y militar. Principalmente, se aprecia la contribución de este personaje en Cuba.

A partir del año 1959, el “Che” Guevara ya es una persona consolidada y base primordial en el pensamiento de la revolución cubana, desde la teoría fundamentada del discurso político podemos decir que el “Che” perfilaba sus discursos a conceptos como imperialismo, colonialismo, socialismo, capitalismo, ejército, guerrillero, revolucionario, pueblo, disciplina y teoría.

El triunfo de la revolución cubana constituye, en la obra del Cmte. Guevara, la culminación de la idea de participación organizada en diferentes rubros para oponerse al régimen imperialista, ofreciendo dos teorías principalmente la del foquismo la cual se centra en crear focos guerrilleros que se encarguen de iniciar acciones típicas de la guerra de guerrillas pudiendo lograr con relativa rapidez que la revolución se extendiera, obteniendo así el levantamiento de las masas y el derrocamiento del régimen.

El “Che” consideraba válidas estas consideraciones principalmente para los países con menos desarrollo industrial, y sostenía que los “focos” debían tomar como base social al campesinado. Y en la teoría de un “hombre nuevo” la cual se presenta en el texto llamado “El Socialismo y el Hombre en Cuba”, éste fundamenta  que una revolución sólo es auténtica cuando es capaz de crear un “Hombre Nuevo” y para el Cmte. “Che” Guevara vendrá a ser el hombre de un nuevo socialismo que yo lo denominaría como Guevarismo: Un completo revolucionario, quien deberá trabajar todas las horas de su vida,  sentir la revolución, por la cual esas horas de trabajo no serán ningún sacrificio, ya que está implementando todo su tiempo en una lucha por el bienestar social. Si esta actividad es lo que verdaderamente complace al individuo, entonces, inmediatamente deja de tener el calificativo de “sacrificio”.

Lo anterior debe ser una cualidad fundamental en el revolucionario, sentir la misma “revolución” como tal, para trabajar con esmero. Pero no todo es tan simple, como en todo existe también su lado oscuro, la parte más dura de ser un revolucionario es que se deben definir de manera precisa los sentimientos, pues debe estar impulsado por grandes cantidades de amor aunado a un gran espíritu apasionado, para así realizar un caudal de acciones y hechos concretos orientados hacia un solo objetivo, lograr mejoras en el ambiente social.

Estas dos condiciones o cualidades deben estar respaldadas por un factor fundamental que tiene que estar presente en la actitud de dicho individuo: La vigencia de una mente fría y calculadora que ayudará, sin duda alguna, a tomar decisiones dolorosas que no permitan ni siquiera la contracción de un músculo.

Citando al Dr. Néstor Kohan, el “Che” ve en esta ideología más allá de un programa de acción político-económico, una ética vital. Por ello el Che se caracteriza por ético y humanitario, y  se puede comprobar mediante el análisis de sus discursos, artículos o cartas.

Guevara se reactualiza dentro del socialismo el viejo anhelo utópico de un igualitarismo radical (Gerrard Winstanley y Babeuf). Con este componente utópico de liberación radical e igualitarismo intransigente lo transforman en un auténtico paradigma a los ojos de toda la nueva izquierda.

Por último, durante la revolución cubana, la Unión Soviética se burocratizó y con este hecho se puede decir que murió la revolución. Ya con Stalin en el poder se dejan atrás los objetivos principales de la revolución, para dar paso a un autoritarismo.

Recalco que el movimiento o revolución encabezada por Fidel Castro se consideró “Verde Olivo” y tiempo después el “Che” públicó un artículo titulado “Contra el burocratismo”.

El pensamiento es tan variado y cambiante durante su vida que es por eso que se le llama “Guevarismo”, pues nunca se define por alguna ideología, llámese marxismo, marxismo-leninismo, estalinismo, maoísmo o trotskismo, al contrario utiliza la ideología socialista como base de su pensamiento crítico para que con ello él vaya construyendo el suyo.

Durante su etapa como funcionario público en Cuba hizo duras y constructivas críticas a los espectros ideológicos de izquierda y derecha, ya que criticó a las grandes potencias imperialistas como lo fueron Estados Unidos de América, la República Popular de China y la Unión Soviética; hace una crítica a los apuntes económicos de Lenin, etc.

Recalco que el “Che” fue un teórico del socialismo pero no se puede encasillar en alguna área porque su obra abarca desde el pensamiento revolucionario, pasando por el humanismo hasta llegar al utopismo como lo fue su gran obra del “El Socialismo y el Hombre en Cuba” misma que analizo en esta investigación.

¡Hasta Siempre Comandante!