Ver más de infusión

El ideológo del muralismo llamado Dr. Atl

Ciudad de México.- El gran pintor y escritor mexicano, José Gerardo Francisco Murillo Cornado, conocido como Dr. Atl, nació el 03 de octubre de 1875 y dejó este mundo el 15 de agosto de 1964 a causa de un paro respiratorio. Hay quienes dicen que estos problemas comenzaron debido a las fumarolas que emanaba el volcán de Paricutín, uno de los grandes amores de Cornado.

Inmortalizado en su obra pictórica, Dr. Atl fue uno de los grandes maestros que nos dejó el muralismo mexicano, pero su talento no solo quedó allí pues a lo largo de su carrera escribió varios libros de cuentos titulados Cuentos de todos los colores, el libro de poesía Las sinfonías del Popocatépetl y las dos novelas El padre eterno, satanás y Juanito García, Un hombre más allá del universo.

Resultado de imagen para dr atl

Originario de Guadalajara, el gigante de los volcanes obtuvo una beca del gobierno porfirista a los 22 años para estudiar en Europa, donde cursó filosofía y derecho penal, en París ganó una medalla de plata por la exposición de un autorretrato realizado con la técnica de pastel, y al regresar a México fue contratado por La Academia de San Carlos para realizar trabajos de clasificación, evaluación y restauración de las diferentes colecciones adquiridas.

Fue profesor de otros grandes artistas como José Clemente Orozco e Ignacio M. Beteta, a quienes impulsaba las nuevas tendencias artísticas e influía con aspiraciones revolucionarias, mismas que le otorgaron el apodo de “El Agitador”, sin embargo en 1951 sería el año en que se acuñaría el nombre que le daría reconocimiento internacional, cuyo significado definiría el propio Murillo como “el agua maravillosa de su alegría de vivir“.

Imagen relacionada

Tras la creación de la Escuela Nacional de Bellas Artes en 1914 y de enriquecer a la postura izquierdista en diarios como El Excelsior y El Universal, su carrera se estableció en la década de los 30, siendo allí cuando comenzó su gran interés por los volcanes que serían fuente de inspiración para diversas disciplinas por el resto de su vida.

Ejemplo de ello fue el año de 1943 cuando abandonó todas las actividades artísticas que tenía en la Ciudad de México para mudarse a las faldas del nuevo volcán Paricutín, uno de los tantos que escalaría hasta que la amputación de una de sus piernas lo llevaría a sobre volar estas erupciones de la naturaleza para encontrarles otra perspectiva.

Resultado de imagen para nahui ollin atl

Entre sus grandes y profundas pasiones desfiló Carmen Mondragón, musa, pintora, poetisa y modelo mexicana que Atl bautizaría como Nahui Ollin, el quinto sol, en cuyos auto retratos dejaría marcada la fuerte influencia renacentista producto de sus tantos viajes a París y estancias en Roma, llevándolo incluso a ser el fundador de esta corriente en México.

Erupción del Paricutín, óleo, 1943.

“Es tu boca la más humana de todas las bocas.
Son tus ojos dos abismos abiertos entre el polvo sideral,
anillos de una nebulosa a través de los cuales se miran los abismos del caos.
Gloria ardiente es tu cuerpo
y es tu pensamiento una rotación que conmueve el universo
e ilumina mi corazón.”

-Carta a Nahui Olin, Dr. Atl