Ver más de Cuarto debate

El internet cubano: Caro y restringido

El internet es algo cotidiano en nuestras vidas, lo utilizamos en nuestros dispositivos móviles, nuestras computadoras e incluso nuestros televisores, ya sea para consultar las noticias nacionales e internacionales o comunicarnos. Incluso, el internet está sustituyendo rápidamente  a la televisión como fuente de información y entretenimiento, a tal grado que las televisoras de nuestro país están sufriendo pérdidas económicas importantes por el cambio en la preferencia de audiencias. Debido a la gran demanda del servicio, su precio ha ido a la baja en los últimos años.

En Cuba esto es diferente, el uso de internet es limitado en diversas maneras. El acceso a un modem privado no es tan común, y es exclusivo para personas con ciertos cargos públicos.

Los ciudadanos comunes y corrientes tienen que ir a un punto con acceso a internet. Estos puntos se encuentran en plazas públicas, hoteles y edificios. En  cualquier recorrido por la ciudad son fáciles de ubicar, simplemente basta ver a un grupo de personas con la mirada clavada en sus dispositivos para saber que hay wifi.

Los puntos de internet parecen estar bien distribuidos a lo largo de la ciudad, pero su difícil acceso no termina ahí, pues se necesita de una tarjeta prepago de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA). Esta tiene un precio de 2 CUC (dólares) por hora. Un precio bastante elevado si consideramos que los mexicanos dedicamos siete horas y catorce minutos al día en promedio a navegar por la red. Lo que equivaldría a un precio diario de 14 dólares, unos 260 pesos mexicanos.

Es de resaltar que no se tiene acceso a todos los sitios de internet. Hasta ahora me he encontrado con que no se puede acceder a sitios como Youtube, Spotify (no se pueden explorar las canciones), NY Times, Univisión, por mencionar algunos.

Si bien existe un avance importante en cuanto al libre acceso a internet en la isla rebelde, pues hace aproximadamente un año una conexión era exclusiva de negocios como hoteles, quienes cobraban cantidades aún más elevadas que las actuales, queda mucho por delante. Por ahora a las personas se les ve arreglando su cabello antes de realizar videollamadas a sus parientes o amigos en el extranjero, ansiosas de poder tener un acceso más eficiente, cómodo y barato.

El gobierno cubano tiene como meta conectar a la red al 50 % de su población antes del 2020. Ya veremos como se avanza hacia esta meta, en una sociedad donde las tecnologías cambian rápidamente y donde el acceso a internet es cada vez más vital para sus ciudadanos.