Monitor Nacional
El olvido de las cuencas latinoamericanas y su necesaria salvación de la comunidad internacional
Latinoamérica | Redacción
25 de noviembre de 2016 - 11:43 am
cuenca-hidrica-agua-cordoba
Cuando se dice que el ser humano es el principal peligro de la naturaleza no se está tan equivocado

Cuando se dice que el ser humano es el principal peligro de la naturaleza no se está tan equivocado, actualmente en América Latina existen una inmensa cantidad de cuencas hidrográficas, las cuales se encuentran en peligro no por los efectos del cambio climático sino por la invasión y sobre todo contaminación del ser humano. Estas cuencas no solo son un espacio que funge como parte de un ecosistema sino que son la principal fuente de proveer agua a ciertas comunidades, entonces si el simple hecho de que formen parte de un ecosistema no es suficiente, a lo mejor el que sean de vital necesidad para el desarrollo del humano sea un motivo alarmante para su cuidado y tratado adecuado.  

Estas comunidades y ciudades se encuentran divididos en dos zonas, los habitantes de cuenca alta y los habitantes de cuenca baja, los que habitan en cuenca alta son los que se ubican donde nace y corre el agua y su ubicación es de suma importancia porque son los encargados de mantener la corriente a flote y sobre todo que esta no logre a contaminarse; los habitantes de cuenca baja son quienes no tienen un contacto directo con estas cuencas pero son los principales beneficiarios y sobre todo quienes presentan una mayor inconformidad con los precios tan elevados que comienzan a presentarse en sus recibos de agua.

Si bien es cierto que sobre todo en América del Sur se tienen organismos que se encargan del cuidado del medio ambiente y sus ecosistemas como lo es la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca o mejor conocida como CVC en Colombia, la cual busca administrar los recursos naturales renovables y el medio ambiente, además de ser la máxima autoridad ambiental y crear una alianza con los actores sociales de la región. Aunque la CVC en Colombia tenga un gran poder y credibilidad su trabajo y esfuerzos se han convertido en solo un pequeño agente que impulse y mantenga una verdadera conservación en los ecosistemas de la región y sobre todo en la prevención de las cuencas que este país presenta. Como se mencionó la CVC presenta hoy en día una carente administración, pero en el caso de los programas y planes de acción con respecto a las cuencas hidrográficas se encuentra aún más obsoleto, esto debido a que la CVC no intervienen en estas cuencas hasta que se llega a tener el conocimiento que estas se encuentran en niveles muy altos de contaminación y debido a esto su uso tanto como para ser consumible o de uso doméstico empieza a tener repercusiones dañinas para los habitantes a los cuales la cuenca les es proveedor.

Entonces una vez que se tiene esta situación tan alarmante y antes de que se convierta en asunto de políticas sanitarias este tipo de instituciones buscan apoyo de organismos internacionales para que se conviertan en la salvación y única solución para este problema. Muchos organismos no gubernamentales tienen presencia en América Latina en el área ambiental, pero la más experimentada en el área y que ha tenido presencia en países como Colombia, Ecuador, Perú, México, Brasil, entre muchos más y están presentes en más de 50 países es Rare. Esta organización busca la conservación del medio ambiente y sus ecosistemas por medio de la implementación de la mercadotecnia social, durante sus campañas en Latinoamérica se han concentrado en la conservación de especies locales en peligro de extinción, promover la pesca responsable, la protección de arrecifes y su campaña actual y con más impacto es la conservación de cuencas.

Aún cuando los países latinoamericanos han implementando la cooperación internacional para el desarrollo en el área del medio ambiente y la conservación considero que sigue siendo alarmante que las únicas medidas que se han tomado en esta materia sean por iniciativas, presupuesto y programas de organismos internacionales y no tanto por los gobiernos locales a quienes les deberían de importar más los recursos que su país contiene y sobre todo que varios de estos son necesarios para su vida cotidiana.

Como se mencionó al principio el calentamiento global no es principal enemigo de las cuencas hidrográficas de nuestro continente sino somos nosotros mismos, por lo cual está en nosotros poder detener el proceso de contaminación y que este no aumente potencialmente en los siguientes 2 o 3 años, por eso cada vez que abras la llave recuerdes de donde proviene este recurso y si se tiene las ganas y la iniciativa intentar involucrarse o promover algún proyecto con apoyo de los gobiernos locales. Recuerda mundo solo hay uno y sin agua no existimos, entonces se puede deducir que nosotros somos dependientes de un elemento tan básico y por considerarlo inferior, somos nosotros mismos quienes buscamos terminar con nuestra propia raza humana.

Daniela Estefanía Carrillo

Estudiante del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, ITESM, Campus Gld.

TAGS: , , ,