Ver más de Espectro

El rebote populista que ocasionará Chivas TV

El fútbol es el deporte más visto en toda América Latina, particularmente en los países que disputaron la final de la pasada Copa América —Argentina y Chile— en donde el fútbol es casi una religión. Así, en dónde se transmiten los juegos se ha convertido en un importante negocio, pero también en una herramienta política.

El “privatizar⬝ la transmisión de los juegos de fútbol, ya fuera vía internet —como hoy lo hace en México ChivasTV— o vía transmisiones en canales de paga, ha ocasionado serios conflictos legales y deportivos en Sudamérica.

En Argentina, los principales juegos de fútbol eran transmitidos por la televisión de paga, propiedad de Grupo Clarín, emporio mediático con el que los presidentes de Argentina, la pareja de los Kirchner, tuvieron diferendos desde 2008.

En 2009, como una venganza política a Clarín, se expropiaron los derechos de transmisión del fútbol y el gobierno kirchnerista creó en la TV pública el programa denominado ‘Fútbol para Todos’ (FPT) en donde, de la mano de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), transmitiría a nivel nacional, en vivo y de forma gratuita todos los partidos de la liga argentina.

Sin embargo, no sólo transmitía los encuentros deportivos, también se utilizaba para lanzar publicidad y comentarios oficialistas. Con ello, este programa se volvió una herramienta para llegar masivamente a las audiencias con mensajes alineados a los intereses del gobierno y descalificaciones a quienes no coincidían con la agenda impuesta por los Kirchner.

El costo para las finanzas argentinas fue alto. Este programa representó, en tan sólo cinco años, casi 600 millones de dólares de gasto público. Hoy, el gobierno está quebrado, no tiene para seguir pagando esas cantidades a la AFA y los equipos de fútbol argentino también están en problemas económicos por la ausencia de patrocinios privados y deudas acumuladas.

Ante esto, el nuevo gobierno del presidente Macri ha anunciado que dará por terminado FPT y en su lugar se prevé un esquema, también de TV abierta, pero en el que los partidos sean licitados entre las principales empresas de medios: Turner, Clarín y Telefe, lo que ayudaría a regresar la rentabilidad a los equipos de fútbol.

Incluso, se especula que se podría crear un nuevo canal de TV —dedicado sólo al fútbol y que éste sería una sociedad entre la AFA y algunos operadores de TV— tal y como acontece en Chile con el ‘Canal del Fútbol’. Sin embargo, en Argentina, por decisión gubernamental, no podrá haber partidos de fútbol en TV restringida o Internet sino hasta el 2019. Así, será una migración gradual al esquema que se tenía antes del 2009 y que acabó empobreciendo las finanzas públicas y a los clubes de fútbol, pero eso sí, dejó muy feliz a la afición. Esto no fue suficiente para garantizar la continuidad del proyecto de Cristina Kirchner, aunque estuvo cerca.

Por su parte, en Chile los partidos de izquierda han presentado recientes iniciativas en el Congreso para que se estaticen los partidos de fútbol y ahora se transmitan sólo en la TV abierta gubernamental.

Han denominado su propuesta ‘Goles para Todos’, que no es más que una copia del fracasado plan argentino. Con ello, una programación exitosa (que cuenta con más de 800 mil suscriptores) y financieramente sana como la que hace el ‘Canal del Fútbol’ está en riesgo por la injerencia de los políticos chilenos en este deporte. Y es que lo que buscan es rentabilidad electoral en el corto plazo y no les preocupa que eventualmente se acabe lastimando a los clubes de fútbol o que incluso los jugadores no puedan ni cobrar su salario.

El hecho de que en México uno de los equipos más populares, las Chivas de Guadalajara, haya enviado sus transmisiones a internet —como pago por evento— y que éstas sean caras y técnicamente deficientes, provocará pronto que algún partido político presente propuestas de cómo se deben regular los juegos de fútbol en México.

Es sólo cuestión de tiempo para ver qué político en México propone una iniciativa imitando ya sea el “Fútbol para Todos⬝ o el “Goles para Todos⬝. Iniciativas populistas, financieramente riesgosas, deportivamente desastrosas, pero eso sí, electoralmente redituables.

CAMBIANDO DE TEMA. Yahoo-Verizon: La reciente adquisición de Yahoo por Verizon creará un nuevo gigante de las telecomunicaciones y el internet. Y es que Verizon además ya había adquirido el año pasado AOL.

Según el Financial Times, Verizon está apostando a que los anunciantes busquen opciones adicionales a Google y Facebook. Google controla actualmente 39% de los 69 mil millones de dólares que se gastan en publicidad digital tan sólo en los Estados Unidos. Facebook representa el 15%. Verizon-AOL apenas llegan a 1.8%, pero al sumarles Yahoo alcanzarían 5.2%.

La relevancia de esta adquisición no sólo es en el mercado publicitario, sino que continuará con la tendencia de borrar la regulación actual de las telecomunicaciones a favor de un internet desregulado y ajeno a toda frontera. ¿O usted cree que Google paga IVA en México por la publicidad que de ellos aquí se ve?, ¿o que las llamadas vía FaceTime, WhatsApp o BBM están sujetas a cobros o regulación alguna por nuestro Instituto Federal de Telecomunicaciones? Es ya momento de desregular a operadores tradicionales de telecomunicaciones y radiodifusión en México si quieren que sobrevivan en un entorno cada vez más globalizado.

Ciber-ataques desde Rusia: Interesante que en Estados Unidos el Partido Demócrata —de Hillary Clinton— el FBI y las agencias de inteligencia norteamericanas estén señalando abiertamente a Rusia como quien ocasionó el ataque cibernético para robar correos electrónicos a políticos de ese partido. Incluso, el NYT reportó ayer que ya se sabe que el teclado con que se armó el hackeo estaba en configuración rusa y que se originó desde la inteligencia militar rusa, la recóndita GRU. Si esta información convence a la opinión pública norteamericana, quedaría claro que el candidato que los rusos prefieren es Donald Trump. Lo que sería el final de la campaña electoral del polémico empresario.