Monitor Nacional
El respeto al derecho ajeno es la paz
Opinión | Melissa Guadarrama
5 de agosto de 2015 - 8:08 am
BenitoJuarez-MonitorNacional
Así lo dijo el que es hoy recordado y más presente que siempre, el Benemérito de las Américas, Don Benito Pablo Juárez García.

Y más allá del poder de la palabra, por su vibración e impacto en la realidad social, se encuentra la necesidad de congruencia entre el discurso y la acción que libere conciencias.

Hace unos días se reunió el Señor Presidente con la militancia priista. Convocó a la Unidad para la Transformación.

Esa cercanía que se le reclamaba recientemente a Peña Nieto, con su propia militancia, dejó que saliera de su ronco pecho la frase “Este Presidente tiene corazón”. Miles de personas que se dieron cita en el lugar se identificaron con el mensaje, se sintió la energía vibrante de unidad a la que se convocó.

Ahora corresponde hacer valer esa Unidad, para lograrlo hay muchas vías, la primordial es hacer eco entre la militancia tricolor, de que los principios y los estatutos del Partido más grande de México, incluyen en su articulado la revolución como fundamento.

Y ¿Qué es la revolución sino volver a evolucionar? Es una constante… Viene bien recordar que es de naturaleza inherente al ser humano la constante evolución. Cierto es que, la adaptación también constituye a la humanidad, pero ¿qué mejor que adaptarnos a la mejoría, a la evolución, adaptarnos a trascender? Es momento de dejar las comodidades mediocres que hubiesen podido existir, es momento de tomar acción en congruencia con el discurso.

Por ello, comenzar con el respeto; para escuchar con atención los reclamos de un pueblo, lo que se traducirá en la calidad de gobernanza que todas las familias mexicanas requerimos.

Tal como Eugene Delacroix expone en su obra pictórica en 1830, la Libertad Guiando al pueblo, así es como el ciudadano mexicano se prepara para generar prosperidad y florecimiento de la sociedad que un día lo vió nacer, pero que hoy vive de lo que hace. Conociendo sus libertades, exigiendo autodesarrollo, haciendo valer su voz con acciones.

Más allá de un Presidente que tiene una agenda política que cumplir, con miles de tareas delegadas a todo el aparato burocrático, los mexicanos tenemos la posibilidad de evolucionar, contamos con libertad de decidir actuar, vivimos en la libertad para generar y crear nuestra prosperidad, así, trabajando día a día es como el nivel de desarrollo se verá materializado.

Además de emplear a nuestro favor las reformas de manera responsable, informada, conociendo las posibilidades, compartiendo ideales, abriendo espacios a la creatividad; nos corresponde como sociedad unificar criterios de experiencia en ámbitos diversos (como quien dice respetar las canas, darles no solo voz sino hacer valer su voto), incluir en la fuerza laboral a mujeres de todas las edades, a los jóvenes. Este es un llamado a la nación para salir adelante juntos y bien.

El éxito es resultado de conjuntar talentos, de participar, siempre en la esfera del respeto a quien está en el uso de la voz para lograr comprender el ánimo con el que se crea la transmisión de una idea. Requerimos alinearnos a un proyecto de Nación incluyente.

La sociedad mexicana tiene todo el derecho de reclamar un gobierno eficaz y las vías adecuadas para hacer exigibles sus derechos. Tiene todo el derecho a canalizar su energía en la abundancia, la prosperidad, la salud, la armonía y hoy ya tiene elementos para poner manos a la obra.

Observar para hablar, hablar para ser escuchados, escuchar para conocer, conocer para vivir, vivir para servir.
Hasta la próxima. Seamos ejemplo para quienes están en la más tierna infancia.

TAGS: , ,