Monitor Nacional
El “sí” contra el gobierno griego gana terreno a dos días del referéndum
Negocios | Redacción
3 de julio de 2015 - 9:27 am
grecia-monitor nacional
Es la primera vez que el "sí" supera en un sondeo a la opción que defiende el gobierno de izquierda de Alexis Tsipras

Ciudad de México.- El “sí” en el referéndum griego, es decir, la aceptación de las condiciones de los acreedores, supera levemente al “no”, apoyado por el gobierno, según un sondeo publicado este viernes, en el quinto día de control de capitales y cierre de bancos en el país.

Según una encuesta realizada por el Instituto Alco entre el 30 de junio y el 1 de julio -es decir, después de la instauración en Grecia del control de capitales que incluye limitaciones para retirar efectivo-, un 44,8 de los griegos votaría “sí” y un 43,4% optaría por el “no”.

Es la primera vez que el “sí” supera en un sondeo a la opción que defiende el gobierno de izquierda de Alexis Tsipras. Ello se produce a dos días del referéndum que convocó en la noche del viernes pasado para que los griegos decidan si aceptan las condiciones impuestas por los acreedores.

Sin embargo, el sondeo tiene un margen de error de más o menos 3,1 puntos, por lo que los resultados son inciertos.
El resultado del referéndum parece crucial, ya que numerosos líderes de la Unión Europea consideran que un “no” abriría las puertas a una salida de Grecia del grupo de 19 países miembros de la eurozona.

En cambio, Tsipras argumenta que el “no” reforzará la capacidad negociadora de Grecia ante sus acreedores, el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea, con los que lleva cinco meses de infructuosas negociaciones para obtener liquidez a cambio de las reformas que exigen.

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, dijo este viernes que el acuerdo entre Grecia y sus acreedores internacionales está a la vista, pase lo que pase en el referéndum del domingo. “Haya un sí o un no, el acuerdo está a la vista”, dijo a la Varoufakis emisora nacional irlandesa RTE. “Si gana el no, les puedo asegurar que durante esta semana de ‘impasse’ hemos tenido algunas propuestas muy decentes procedentes de Europa, de forma confidencial, y el acuerdo está más o menos sellado”, agregó.

Varoufakis explicó que las conversaciones privadas habían continuado con la Comisión Europea y el Banco Central Europeo esta semana, a pesar de que varios líderes europeos las descartaron hasta después del referéndum. “No creo que sea demasiado tarde. Podríamos llegar a un acuerdo mañana por la mañana”, dijo.

“Si los griego votan ‘no’, la posición de Grecia será considerablemente débil”, dijo el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en una rueda de prensa al inaugurar en Luxemburgo junto con el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, la presidencia semestral de la Unión Europea del Gran Ducado. Juncker agregó que incluso “si los griego dicen ‘sí’ tendremos difíciles negociaciones” con Atenas.

Por su parte, Bettel estimó que el del domingo “no es un voto a favor o en contra de (el primer ministro Alexis) Tsipras”. “Deberemos respetar la elección de los griegos, no podemos decir que son ellos los que se equivocan”, añadió coincidiendo con Juncker la “dificultad” que habrá en las negociaciones con Atenas, tanto si gana el “sí” como si gana el “no”.
“Es falso suponer que un ‘no’ reforzaría la posición de negociación griega. Es al contrario”, declaró por su lado en una entrevista publicada por el diario alemán Die Welt el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis. La situación de Grecia es “sustancialmente peor que hace una semana, antes de que Tsipras, anunciara la convocatoria de un referéndum, opinó.

“La cuestión del referéndum no es ni factual ni jurídicamente correcta”, afirmó Dombrovskis. “Sin embargo, los griegos enviarán el domingo una señal política al resto de Europa”, agregó.

Incluso aunque las conversaciones se retomen, “va a tomar algunas semanas para que se establezca un programa. El gran factor de incertidumbre está en si vamos a poder llegar a un acuerdo político”, estimó.

“Estamos trabajado para que Grecia permanezca en el euro. Hubiera sido mejor si se hubiera extendido el programa existente. Pero vamos a enfocarnos en resolver los problemas más que en quedarse atrapados en los peores escenarios posibles”, agregó.

El sondeo también revela que un 74% de los griegos quiere permanecer en la zona euro, mientras que un 15% quiere volver a la moneda nacional.

El 43% de los encuestados opina que el referéndum está estrictamente relacionado con las condiciones impuestas por el rescate, como plantea el gobierno, y otro 43% considera, sin embargo, que puede interpretarse como una consulta sobre su permanencia en el euro.

Algunos griegos, que inicialmente iban a apoyar la posición de Tsipras, han pasado al campo del “sí” tras haber sufrido en estos días el control de capitales y la limitación de retirar de los cajeros fijada en 60 euros por día. “Iba a votar ‘no’ porque creo que el pueblo griego es tratado con desprecio. Pero Tsipras ha empeorado la situación y por su culpa los bancos están cerrados”, afirma Suzanna Alizoti, empleada en una tienda de Atenas.

Por otra parte, el Consejo de Estado, la más alta jurisdicción administrativa del país, dictaminará este viernes la legalidad de la convocatoria, a raíz de un recurso presentado el miércoles por dos particulares.

Por la tarde, los partidarios del “sí” y del “no” celebrarán sendas manifestaciones rivales en el centro de Atenas, tras las que ya efectuaron durante la semana.

En caso de victoria del “no” este domingo, el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, declaró estar decidido a dejar su cargo y dio a entender que el gobierno podría dimitir. Sin embargo, Tsipras ha sido más ambiguo, y afirmó el jueves por la noche ante la televisión que “respetará” la decisión del pueblo griego y que se “pondrá en marcha el procedimiento previsto en la Constitución”.

El pasado martes, Grecia entró en suspensión de pagos con el Fondo Monetario Internacional, al no poder hacer frente a un vencimiento de unos 1.500 millones de euros (1.700 millones de dólares) con esta institución. El mismo día expiró el plan europeo de asistencia financiera al país, ya que a falta de acuerdo, sus socios decidieron no prolongarlo.

Sin emabrgo, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) declaró oficialmente el viernes a Grecia en situación de impago. Esa ausencia de pago, el martes pasado, “constituye una suspensión de pagos por parte de Grecia, según los términos del acuerdo financiero entre Grecia y el FEEF”, indica la institución en un comunicado. No obstante, el FEEF precisa que se reserva el derecho de actuar ulteriormente, pero “sin reclamar reembolso inmediato” a Atenas, ni renunciar a sus créditos.

Según un informe del jueves del FMI, Grecia necesitará una nueva ayuda de 36.000 millones de euros en los tres próximos años. El Fondo recortó además drásticamente a la baja su perspectiva de crecimiento para Grecia este año, del 2,5% que esperaba en abril al 0%. Unas perspectivas que “le dan toda la razón al gobierno griego” a propósito de la deuda, que quiere reestructurar para que la economía sea “viable”, respondió el portavoz del ejecutivo Gabriel Sakellaridis.

Información de AFP

TAGS: , ,