Monitor Nacional
Emilio Lozoya, implicado en la red de sobornos de Odebrecht
Política | Redacción
13 de abril de 2017 - 8:03 pm
emilio-monitor
Se reveló que el exdirector general de la empresa, Emilio Lozoya, está incluido en esa red de corrupción, pero el exfuncionario niega haber recibido dinero ilegal

Ciudad de México.- Pese a que Petróleos Mexicanos (Pemex) se ha negado a dar los nombres del personal presuntamente implicado en el soborno de 10.5 millones de dólares en el caso Odebrecht. De acuerdo con la publicación, Emilio Lozoya –también involucrado en un contrato amañado con la constructora española OHL– habría recibido en 2014 un soborno de 5 millones de dólares de la constructora brasileña, a cambio de beneficios indebidos por parte de la empresa petrolera.

El artículo de Veja, que cita una declaración de Hilberto Mascarenhas, responsable de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, destaca que el soborno le habría sido solicitado durante una reunión programada en noviembre de ese año por Luis Weyll, director de Odebrecht México, con la autorización de Luiz Mameri, director de Odebrecht en América Latina.

Sin embargo, Lozoya negó tener relación alguna con los presuntos sobornos pagados por Odebrecht.

“No he solicitado ni he recibido dinero ilegal”, respondió a Bloomberg, y negó haber participado en alguna “supuesta reunión”, así como conocer al ejecutivo de Odebrecht.

Añadió: “Me interesa que esto se investigue y sancione, pero que en el camino no manchen y difamen sin pruebas”.

Lozoya, quien dirigió a Pemex desde fines de 2012 y hasta febrero de 2016, también calificó de calumniosas las revelaciones de Veja, y advirtió: “Me reservo la acción legal en contra de los que me calumnian sin fundamentos jurídicos”.

Según el acuerdo de admisión de culpabilidad ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos, difundido en diciembre del año pasado, Odebrecht aceptó sobornar a funcionarios mexicanos por 10.6 millones de dólares, de los cuales 6 millones fueron para un alto funcionario de una paraestatal.

Desde entonces, el nombre del exdirector de Pemex no había sido mencionado por testigos ante el Ministerio Público, hasta la versión que ayer difundió Veja basándose en documentos judiciales de la investigación en Brasil conocida como Operación Lava-Jato.

A mediados de febrero pasado, el titular de la PGR, Raúl Cervantes, viajó a Brasilia para iniciar un intercambio de información relacionada con los presuntos sobornos.

Y el pasado martes 4 la PGR notificó a Pemex el requerimiento para que comparezcan funcionarios y exfuncionarios, pero justificó que, dada la naturaleza de la investigación, no podía revelar los nombres de los implicados.

Lozoya es uno de esos funcionarios que ha sido citado por la PGR para declarar por las irregularidades encontradas en contratos que su administración firmó con la brasileña Odebrecht, según el periódico El Financiero.

De acuerdo con el diario, el citatorio de Lozoya y los otros funcionarios será emitido por la fiscalía esta semana por sospechas de los delitos de cohecho y enriquecimiento ilícito.

El miércoles 5, en medio de la investigación internacional sobre los sobornos que Odebrecht a altos funcionarios de distintos países –entre ellos México–, a cambio de obtener obras públicas, Pemex publicó cuatro contratos que celebró con la empresa entre 2010 y 2015, pero tachó todos los nombres y firmas de los representantes de la petrolera y de los contratistas, así como encabezados y contenidos de algunos artículos, por presuntamente ser “versiones
públicas”.

Además, la empresa difundió los contratos generales sin incluir sus anexos técnicos, donde aparecen los detalles de las obras y servicios.

En el contrato “Desarrollo de la fase I del proyecto conversión de residuales de la refinería de Salamanca” –por 84 millones 701 mil dólares– que Pemex asignó a Odebrecht e ICA Fluor Daniel S de RL de CV, no aparecen ni los nombres ni los contenidos de los capítulos 15 y 39.

En el contrato de “Acondicionamiento del sitio, movimiento de tierras y conformación de plataformas para el proyecto de aprovechamiento de residuales para la Refinería Miguel Hidalgo Tula I”, en Hidalgo, un amplio cuadro relleno de negro cubre el artículo 31. Para esta obra, Pemex se comprometió a desembolsar mil 436 millones 398 mil pesos, sin incluir el IVA.

Y en el caso del contrato “Construcción de accesos y obras externas para el proyecto de aprovechamiento de residuales para la refinería Miguel Hidalgo, Tula II” –por mil 811 millones 628 mil pesos, sin IVA–, el artículo 38 se encuentra censurado.

Estos tres contratos fueron firmados entre febrero de 2014 y noviembre 2015, cuando Emilio Lozoya Austin era director general de Pemex. En estos tres contratos se encuentra una cláusula anticorrupción, la cual menciona que en caso de incurrir en actos de este tipo sancionados por la Ley Federal Anticorrupción en Contrataciones Públicas, el Código Penal Federal o la Ley Federal de Competencia Económica, se rescindirá el convenio.

En el contrato de suministro de etano a Braskem SA –una filial de Odebrecht– y Grupo Idesa SA de CV, Pemex borró la parte correspondiente a las “condiciones precedentes”, los capítulos referentes a las “obligaciones de compra y venta”, a las características del etanol, los periodos de entregas, las modalidades en caso de terminación anticipada y toda la parte relacionada con la “asistencia financiera”.

Ese contrato fue firmado el 19 de febrero de 2010, durante la administración del panista Felipe Calderón.

Información de Proceso. 

TAGS: , , ,