Monitor Nacional
¿Emprendedor sin prestaciones? ¡Aguas!
Proyecto de vida | José Gregorio Contreras
8 de julio de 2015 - 9:46 am
trabajadores-monitor nacional
Trabajar para una empresa o por cuenta propia te lleva a vivir dos estilos de vida diferentes donde ninguno es mejor que el otro. En ambos casos consigues personas que han logrado el éxito.

Médicos, abogados, dentistas, contadores, arquitectos, ingenieros, diseñadores gráficos  y en general cualquier profesionista o emprendedor, cada día tienden a trabajar más de manera independiente ya sea como auto empleado o emprendiendo su propia empresa. Si tú eres un emprendedor bajo el régimen de persona física con actividad empresarial o eres un asalariado de una empresa lo que vamos a tocar a continuación es de gran interés para ti. Esperamos que después de esto tomes acción.

En mi opinión, trabajar para una empresa o por cuenta propia te lleva a vivir dos estilos de vida diferentes donde ninguno es mejor que el otro. En ambos casos consigues personas que han logrado el éxito.

El incremento del autoempleo o del emprendimiento viene como consecuencia de la oferta y la demanda en el ambiente laboral. Si bien es cierto que hay algunas profesiones que se prestan a trabajar de manera independiente, también hay muchos egresados de esas carreras que trabajan como subempleados en otras ramas que no les corresponden.

En todo caso, no es esto por lo que te escribo el día de hoy. Al trabajar de manera independiente no tienes las llamadas prestaciones. Estas varían de una empresa a otra, donde la idea de las mismas -que no es más que “prestarnos” un beneficio mientras trabajemos con ellos – es evitar la fuga de su talento humano.

En la mayoría de los casos si trabajas en una empresa no te preocupas si tus prestaciones son buenas o no, te creas una sensación de tranquilidad sin saber si están acorde  a tus necesidades. Si este es tu caso, te invito a que te pongas en contacto con tu Gerencia de Recursos Humanos y estés al tanto de tu situación. Entre las más importantes están el seguro de vida y el seguro de GMM (gastos médicos mayores). En base a la protección que tengas tienes que tener claro si el fondo de reserva que tienes es suficiente o tienes que tomar acción  contratando un seguro adicional que te de la tranquilidad que tanto tú como familia necesitan.

En el caso de los autoempleados o emprendedores la situación suele ser menos prometedora debido a que las prestaciones tienen que dárselas ellos mismos, dicho en otras palabras están desprotegidos. No tienen ningún seguro de salud, seguro de gastos médicos mayores, ni seguro de vida, ni seguro contra daños de su negocio, aunque es posible que tenga su seguro de automóvil. La razón de esta realidad es la poca cultura de protección que existe en el país. En la gran mayoría de los casos nunca les enseñaron ni vieron en su familia que tener un seguro es importante.

Ante esta situación, los seguros de vida han ido evolucionando en pro de darles un mayor atractivo e incluir más beneficios en su contratación. Existen los seguros que promueven el ahorro y la inversión, de esta manera puedes ahorrar o invertir en fondos de inversión para lograr tus más ansiadas metas financieras, como son tu educación propia y la de tus hijos, comprar tu casa, ampliar tu negocio tu libertad financiera al momento de tu retiro o la que se te ocurra.

Adicionalmente, en el caso que llegues a faltar antes de cumplir las metas que te planteaste para tu proyecto de vida, tienes la tranquilidad de dejar protegidos a tus seres queridos para que sigan llevando el estilo de vida al cual tú los acostumbraste e inclusive mucho mejor. Por eso es que hablar de un seguro de vida o de un seguro de muerte tiene sentido aunque suene aterrador para algunos.

Hasta la próxima vez.

TAGS: , , , , ,