Ver más de Nacional

Entonces, ¿El agua se va a privatizar?

Ciudad de México.- Ante lo que circuló en redes, se recopilan diferentes posturas de organizaciones, investigadores y el Gobierno federal sobre la firma de estos documentos que no privatizan el agua, pero sí permiten que se otorguen concesiones.

Apenas el domingo, en medio de los festejos por el triunfo de México frente a Alemania, se difundió la versión de que se había aprobado la privatización de algunas cuencas hidrológicas del país. Pero, ¿qué sucedió?

Para empezar, los decretos firmados el pasado 5 de junio por el presidente Enrique Peña Nieto para modificar el status de 295 cuencas hidrológicas en el país sí abren la posibilidad de que el líquido pueda ser utilizado para fines comerciales e industriales.

Eugenio Barrios, director del Programa Agua del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), organización que asesoró al gobierno mexicano en esta decisión, explicó que del volumen total del líquido que representan estas cuencas, en promedio sólo el 1 por ciento será reservado para consumo humano, cerca del 70 por ciento está destinado para reservas ambientales y el resto, es decir, cerca del 29 por ciento, puede ser utilizado “para los usos contemplados en la Ley (General de Aguas)”.

Los decretos cambiaron el status de las cuencas mencionadas de zonas de veda, a zonas de reserva, lo que quiere decir que las cuencas aún están protegidas pero es posible que el agua pueda ser utilizada si es que su aprovechamiento es de “utilidad pública”.

El director del Programa Agua de WWF aceptó que el régimen de concesiones genera preocupación, pero por ello, dijo, la Conagua debe realizar este proceso de forma transparente. “Conagua acaba de externar que no se van a dar ese tipo de concesiones”.

El titular de la Conagua aseguró que en lo que resta de la administración no se otorgarán más concesiones para el uso del agua, pues su objetivo principal es preservarla.

Con información de El Financiero y Verificado