Ver más de Emprende seguro

Entre Grecia y China

Me pregunta Garcilaso por qué estando tan lejos China y tan lejos Grecia nos traen a todo el mundo de cabeza, dos cosas hay que tener claras en el tema económico, uno es el tamaño de la economía y otro su capacidad de mover fichas de dominó en el entorno mundial.

En el primer caso, la economía de Grecia si bien es muy pequeña dentro del contexto mundial, hasta ahora representa una frontera entre el mundo occidental y el bloque oriental, desde el punto de vista económico han sido tan mal portados como mi amiga Caro, quien se ha dado un nivel de vida diferente, a partir de pedir prestado de sus tarjetas de crédito.

El tema no es utilizar el crédito, sino el destino del crédito, cuando las cosas se pusieron mal -para Caro y para Grecia- dijeron «No te voy a pagar porque no tengo dinero», y las tarjetas dijeron «Caro, está bien, ponemos todo lo que nos debes a largo plazo y te damos una nueva tarjeta de crédito», la reacción inmediata de ambos fue «¡Fíjate qué padre!, ya no le debo al presente, ahora le debo al futuro y tengo un crédito nuevo»⬦ Zape perro otra vez, y digo ¡otra vez la burra al trigo y la puerca al máis!, hasta que llegó un momento que los prestamistas dijeron -a Caro y a los griegos- «Ya no te presto más porque no has resuelto tu problema de raíz», qué elegante manera de decir «Eres un despilfarrador sin disciplina que no has cumplido tu palabra».

En ese intento se preguntaron los políticos –de Grecia- qué pensaba el público, ¿y qué creen? la mitad dijo ¡vamos a portarnos bien! y ¿qué vieron ellos? -los políticos- ¡sólo la mitad que dijo no, queremos portarnos mal!, queremos seguir debiendo y que nos sigan prestando. Con la decisión en ese sentido bastaron tres días para que los griegos se quedaran como filósofos de la antigüedad en túnica blanca y los políticos de Grecia dijeron «Mejor vamos a decir que sí pagamos y vamos a seguir integrados al mundo real», ese en donde  cuando debes, tarde o temprano vas a pagar⬦

Hay que recordar que el crédito no te lo dan las instituciones bancarias, el crédito es algo que  tú tienes, es decir, años de ser impecable con tu palabra.

Entonces, si Grecia está en chino, China está en griego, aquí el tema es el tamaño de la economía si no es la número uno, no pasa del dos (como decía Jovita), aquí sucede que ellos crecen al 8.3% anual (para darnos una idea, México crece entre 2.4 y 3%, dependiendo quién lo diga) y se les ocurrió (a ellos también se les ocurre pensar) que su economía podría crecer sólo al 6% o una cifra cercana. Entonces los chinos tienen un tema: a) cerramos fábricas y dejamos a muchos chinos que vinieron del campo a las ciudades  chin chu chamba (sin trabajo pues, mi alma se acongoja), b) vendemos productos chinos muy pero muy baratos a otros países, y entonces dejamos sin chamba los trabajadores de otros países.

¿Cómo la miran? si no nos ponemos abusados nos vamos a quedar como decía el Chino Lao «Nomás milando». ¡Nos leemos la próxima semana en «Emprende Seguro»!

Si estos dos temas no se acomodan, por favor como escribí en Twitter, no me despierten, que digan que estoy dormido y que me dejen ahí⬦