Monitor Nacional
Eric Clapton cumple 71 años y espera nuevo álbum
Colectivo Masivo | Redacción
30 de marzo de 2016 - 10:43 am
mn9
El disco ha sido producido por Glyn Johns, con quien Clapton trabajó en 1977 en su quinto álbum de estudio “Slowhand”

Ciudad de México.- Eric Clapton, uno de los mejores guitarristas de todos los tiempos, y que ya ocupa un lugar en el Salón de la Fama del Rock, festejará su cumpleaños número 71, a la espera del lanzamiento del álbum “I Still Do”, el próximo 20 de mayo.

El disco ha sido producido por Glyn Johns, con quien Clapton trabajó en 1977 en su quinto álbum de estudio “Slowhand”.

Clapton, a través de su sitio web, dio a conocer a los músicos con los que trabajó en el disco y la canción que lo cierra, “I will be there”, incluye voces y guitarra acústica a cargo de Angelo Mysterioso, el seudónimo con el que George Harrison aparecía en el último disco de Cream, “Goodbye”, en 1969.

Eric Patrick Clapton nació el 30 de marzo de 1945 en Ripley, Surrey, Reino Unido. Fue un niño sosegado con una clara aptitud para el arte, que creció hasta los nueve años con la creencia de que sus abuelos eran sus padres.

Las primeras influencias musicales del llamado “Dios de la Guitarra” fueron el blues de Robert Johnson, Muddy Waters, Big Bill Broonzy, B.B.King, y otros grandes músicos.

Se entusiasmó tanto por la música, que cuando cumplió 13 años su abuela le compró su primera guitarra, y a los 15 pudo cumplir su sueño: tener una guitarra Kay eléctrica con un amplificador de 30 vatios, con la que comenzó a tocar en clubes folk por las noches.

Se matriculó en el Kingston College of Art, donde eligió estudiar diseño de vidrio de colores; sin embargo, la mayor parte de su tiempo la pasaba tocando la guitarra. En 1963 fue expulsado del colegio por mal comportamiento e ingresó al grupo The Roosters, en el que duró siete meses, y durante un mes estuvo en el grupo Casey Jones & The Engineers.

Clapton comenzó a tener éxito cuando se unió a The Yardbirds, grupo que lo apodó “Slowhand”, al mismo tiempo que le dio reputación como uno de los mejores guitarristas de Reino Unido.

En 1965 se unió a la banda John Mayall´s Bluesbreakers, etapa en la que consolidó su nombre y el de su banda. Fue durante este periodo en que aparecieron las pintas: “Clapton es Dios”.

Un año después, en 1966, dejó el grupo de Mayall y se unió a Jack Bruce y Ginger Baker, para formar la banda de rock Cream, y después de tres años de grabaciones consecutivas y conciertos multitudinarios, sobre todo en Estados Unidos, se separaron en 1968.

El guitarrista fue invitado a tocar en conciertos de John Lennon, y juntos grabaron el sencillo “Cold turkey”.

A principios de 1970 hizo su primer álbum homónimo como solista, que incluyó temas clásicos de su repertorio como “Let it rain” y “Blues power”.

Ese mismo año colaboró en la grabación del disco triple de larga duración de George Harrison, “All things must past”, y formó un nuevo grupo con tres miembros de la banda de Delaney and Bonnie, Derek and the dominos.

Con este grupo y la ayuda del guitarrista Duane Allman, grabó el que se considera el mejor álbum de toda su carrera, “Layla and other assorted love songs”, que compuso inspirado en la mujer de George Harrison, Patty Boyd, con quien se casó años después.

Tras el fracaso de Layla, la muerte de su padre, Jack Clapp, y la de su amigo, Jimi Hendrix, Clapton comenzó su adicción a la heroína, dependencia que se agudizó durante dos años en los que casi desapareció de la escena musical.

Luego de una terapia basada en la acupuntura, Clapton dejó sus problemas con las drogas, y su amigo, Pete Townsend, organizó su regreso a los escenarios en un multitudinario recital en el Rainbow Theatre, de Londres, que dio vida a un excelente álbum en vivo.

En 1974 grabó el álbum “461 Ocean Boulevard”, que fue Número Uno en las listas de popularidad estadunidenses, que incluía la versión del clásico de Bob Marley, “I shot the sheriff”. Ese mismo año participó en la película “Tommy”, de Ken Russel y Townshend.

Empero, su verdadero éxito comercial como solista llegó en 1977, con el disco “Slowhand”, que contenía los éxitos “Lay down Sally”, “Wonderful tonight” y el clásico “Cocaine”, el cual vendió más de tres millones de copias en Estados Unidos.

A finales de los 70, Clapton empezó a sentir los efectos de su adicción a la bebida, que culminó en 1981, cuando se desplomó durante una actuación en Madison, Wisconsin, fue hospitalizado y le diagnosticaron varias úlceras, por lo que ingresó en una clínica especializada en problemas de alcoholismo.

En 1983 apareció una recopilación de sus grandes éxitos, consiguiendo ventas por más de siete millones de copias en Estados Unidos. Para 1990 editó su primer álbum recopilatorio titulado “Crossroads”, con 73 canciones de todas sus épocas y grupos.

En 1990 murió su hijo Conor, al caer por la ventana de un rascacielos en Nueva York, y en su recuerdo compuso el inefable “Tears in heaven”, que le valió el éxito absoluto en la edición de los premios Grammy.

Dos años después, con “Unplugged” (1992) regresó al blues clásico por la puerta grande, ganó seis premios Grammy. Fue el colofón a una carrera que continúa con éxitos como “Bright lights in blues city”, “From the craddle” y “Pilgrim”.

En 2004, lanzó un álbum homenaje al mejor bluesman de la historia: Robert Johnson. “Me and Mr. Johnson”, que incluye 14 versiones de los 29 temas que grabó el maestro del blues de Mississippi durante su breve carrera en los 30.

En 2006, el guitarrista invitó a Dereck Trucks and Doyle Bramhall II, con quien ya había trabajado anteriormente, para que acompañaran a su banda durante la gira 2006 y 2007.

El 20 de mayo de 2006 tocó con Roger Taylor, de Queen, y Roger Waters, de Pink Floyd, en el Castillo Highclere. Para agosto de ese año, apareció como invitado especial en el concierto de Bob Dylan, celebrado en Columbus Ohio, en donde tocó la guitarra durante la actuación de Jimmie Vaughan, quien abrió el evento.

Tres meses después publicó el álbum “The Road to Escondido”, en colaboración con el músico J. J. Cale, que contó con la participación de Derek Trucks y Billy Preston. El material logró Disco de Oro y recibió buenas críticas.

Posteriormente, Clapton continuó con otras producciones y conciertos, con los que recorrió Estados Unidos, Canadá y parte de Europa, gira que se extendió de 2008 a 2009, año en que salió a la venta un set de dos CD y dos DVD de tres conciertos con Steve Winwood en el Madison Square Garden.

En 2010, el guitarrista inició una serie de conciertos por Estados Unidos y Europa, que concluyó en Estambul, Turquía, en junio del mismo año.

Al año siguiente, y durante la celebración de su cumpleaños 66, un canal estadunidense de televisión de paga transmitió tres de sus más importante conciertos durante ese fin de semana.

En 2013, el músico promocionó su álbum “Old sock”, que tuvo como productores a Doyle Bramhall II y Justin Stanley, a los que se añade Simon Climie, colaborador habitual y coproductor de otros discos (“Me and Mr. Johnson” (2004), “Reptile” (2001) y “Pilgrim” (1998).

En 2014, lanzó el vigésimo primer álbum de estudio “The Breeze: An Appreciation of JJ Cale” como homenaje póstumo a su amigo y colaborador, JJ Cale, quien falleció el 26 de julio de 2013 a los 74, años a causa de un infarto. El disco contó con la colaboración de músicos como Willie Nelson, Tom Petty, Mark Knopfler y John Mayer, entre otros.

El 14 de septiembre de 2015 se estrenó la película “Slowhand at 70. Live at the Royal Albert Hall”, para la que Clapton seleccionó un listado de canciones tocadas el 21 de mayo de 2015, en el Royal Albert Hall de Londres, durante la gira “70th Birthday Celebration”.

Durante la gira en Londres, Clapton superó el récord del concierto número 200 en el Royal Albert Hall, convirtiéndose en el músico que más veces ha tocado en ese escenario.

El 13 de noviembre de 2015 se lanzó en DVD, Blu Ray, CD y LP un documental sobre la historia de Clapton en el Royal Albert Hall.

Información de Notimex

TAGS: , ,