Ver más de The Global Goals

Es culpa de todos

México es atormentado no por pocos sino por muchos problemas económicos, políticos y sociales, los cuales es incapaz de hacer frente, ya sea por las instituciones gubernamentales, por el sistema que los rige o por la misma sociedad indiferente que se niega a ver la cruda realidad que México enfrenta hoy día. Uno de los más grandes problemas en los que en la actualidad México tiene que luchar es la violencia contra la mujer, en específico las desapariciones, donde “la asombrosa cifra de 1.238 mujeres y niñas desaparecidas fue reportada en 2011 y 2012. El 53% eran menores de 17 años⬝ (BBC, 2015). México se encuentra dentro de los 10 países más peligrosos para habitar si eres mujer. El peligro, la violencia y la continua inseguridad que sufre el país viene repercutiendo en el sexo femenino.

Tomando como referente la población femenina mundial, por lo menos una de cada cinco mujeres ha sido maltratada física o sexualmente por un hombre o varios hombres en algún momento de su vida.

Es de suma importancia tomar en cuenta cada desaparición, e igual usar la estadística para identificar los estados y municipios que sufren más de éstas, pero independientemente de todas estas cantidades, no se debe dejar pasar el enfoque de género. Como refirió Victoriana Jiménez, directora general de la Transversalización de la Perspectiva de Género del Instituto Nacional de las Mujeres (INM), a pesar de que una declaración de alerta de género se considere negativa, “es un mecanismo que fomenta acciones de parte de las dependencias para bajar niveles de violencia contra las mujeres, lo cual resulta un hecho positivo.⬝ (García, 2010).

“El mes pasado, una alerta de género fue emitida en 11 municipios en el estado de México entre la creciente evidencia de los peligros que las mujeres enfrentan allí. […] Y según el Observatorio de Feminicidio de México, entre 2011 y 2012 se informó de la desaparición de 1.258 niñas y mujeres sólo en el estado de México.⬝ (Watson, 2015).

“La criminalista del Instituto Nacional de Ciencias Penales, Magdalena Sánchez, señaló que el 80 por ciento de las mujeres ha sufrido violencia laboral, familiar e institucional. […]

Según la ONU […] en México, se calcula que más de 120.000 mujeres son violadas cada año, o sea una cada cuatro minutos.⬝ (Valdez, 2014) Estos datos son realmente impactantes, sin embargo, no estamos muy conscientes de ellos.

“La violencia de género contra las mujeres involucra tanto a las personas como a la sociedades, comunidades, relaciones, prácticas e instituciones sociales, y al Estado que la reproduce al no garantizar igualdad⬝ (Unite, 2009) Gracias a estos datos, podemos observar que México se encuentra lejos de ser un país civilizado; de igual manera, debemos ser conscientes de que la mujer no es la única afectada en la violencia que se ha generado hacia ella. Más allá de todas las consecuencias directas, los niños que son testigos de esas vivencias violentas tienen posibilidades de presentar problemas tanto emocionales como otros; estos mismos son más propensos de experimentar o de cometer la misma violencia en el futuro. La mujer ha sido explotada, en el mismo reclusorio entre las mismas mujeres se han cometido más maltratos inimaginables, se autodestruyen; se debe aceptar que el papel que ha tomado a lo largo del tiempo ha sido el de víctima, es el papel que más han visto y probablemente el único que muchas conocen, no se puede esperar unas consecuencias o resultados diferentes si siguen viviendo con la misma mentalidad, la mujer es igual de responsable que los hombres de su maltrato.

Es hora de empezar a hacer conciencia del maltrato al que han sido sometidas históricamente las mujeres, y es momento de que todos juntos luchemos por un país con igualdad de género y respeto, de que cada quien haga lo que corresponda, luchar en contra de las personas que llevan a cabo el maltrato y que obtengan su justo castigo.

Si bien es cierto que México se enfrenta a una realidad catastrófica donde la violencia, la inseguridad y la falta de justicia existente por parte de las instituciones burocráticas carcomen a la sociedad mexicana en específico a las mujeres, es igual de cierto que mientras el sistema no cambie la manera de tratar los casos y se le dé la debida importancias con las debidas medidas de protección y de seguridad, las cifras continuarán en un aumento considerado. Si la cultura machista está arraigada al comportamiento del hombre, se puede cambiar por medio de una perspectiva y educación diferente, donde el trato hacia la mujer sea justo, equitativo y de un ambiente de respeto.

Referencias:

García, M. (2010). Monitoreo de la violencia contra las mujeres y las ninÃas en los medios de comunicación en Veracruz. Recuperado el día 18 de noviembre del 2015, de CIDEM

Sitio web:

http://cidemac.org/PDFs/Publicaciones/MONITOREO%20DE%20LA%20VIOLENCIA%20CONTRA%20LAS%20NINAS%20Y%20LAS%20MUJERES%20EN%20LOS%20MEDIOS%20DE%20COMUNICACION.pdf

Unite. (2009). Violencia contra las mujeres. Recuperado el día 20 de noviembre del 2015, de UN Department of Public Information

Sitio web:

http://www.un.org/es/events/endviolenceday/pdfs/unite_the_situation_sp.pdfValdez, I. (14, Septiembre 2014). Muere una mujer cada 9 días en México por violencia doméstica. Recuperado el día 18 de noviembre del 2015, de MILENIO Sitio web:

http://www.milenio.com/df/mujeres-mueren-nueve_dias-violencia_domestica-violencia_de_genero-DF_0_372562840.html

Watson, K. (2015). México (y América Latina) pueden ser peor para las mujeres que Medio Oriente. Recuperado el día 20 de noviembre del 2015, de BBC MUNDO

Sitio web:

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/08/150817_sexismo_america_latina_men.html