Ver más de Oídos Sordos

Es momento…

Hace unos cuantos días, pensaba hacia donde nos lleva el futuro, ese futuro tan lejano para muchos y tan incierto para todos.

Realmente me puse a reflexionar que sería de un México sin etiquetas sociales o sin corrupción esa  que destruye diariamente nuestro contexto habitual, realmente la respuesta se encierra a un sinfín de posibilidades, esas desde hacer que los políticos paguen con delitos penales sus fechorías, hasta esa donde debe de renacer una cultura política ciudadana.

En fin, a donde veo, existen muchas anomalías pero que ciertamente tienen remedio, sólo es cuestión de ver hacia donde se tiene que ver, desde mi particular punto de vista, la campaña un México sin hambre ha dado buenos resultados y ha dado la posibilidad de que personas con necesidades altamente urgentes ahora tengan una oportunidad más para salir adelante y tener un  futuro.

Pero del otro lado existe y en algunos estados, que por cuestión de ética y principios no detallare cuales, pero pareciera que  los recursos públicos no son tan públicos y se creen dueños del mundo, cuando a sabiendas nadie es dueño de nada, ni de sus propios sueños, porque siempre debe de intervenir algo o alguien para hacerlo una realidad.

Por cierto, sin ánimo de ofensa pero si de crítica, escuchaba hoy por la mañana el eslogan del Gobierno de Tlaxcala, cuyo lema es una “Nueva Realidad⬝, que es a lo que nos reúne hoy en esta lectura, según el Diccionario de la lengua española define como realidad a la existencia verdadera y efectiva de algo o alguien o cosa que existe en el mundo real.

Entonces al referirse a una “NUEVA REALIDAD⬝ está fuera de ella porque no está viviendo el entorno social de las cosas, no está sujetado a un mundo en estricto apego responsable y cosecha sueños a base de tangentes y de ideales, porque la nueva realidad, no puede existir, porque simplemente en la leyes de la física no está concedida una nueva realidad porque está fuera de la simpleza de lo presente, simplemente existen hechos y acciones, decisiones y actuaciones.

¿Por qué cito esto, o por qué lo plasmo en estas líneas que no tienen un mero principio y terminan en el cauce del final? lo plasmo por la sencilla razón que los gobiernos harán lo necesario para sobrevalorar su trabajo a base de pequeñas cosas, aunque realmente el trabajo realizado no de un estallido que provoque una vibración en las almas de los lectores.

La culpa no es de los gobiernos sino de los ciudadanos, por callarse, y por no exigir a sus representantes populares resultados. La culpa es de los votantes, porque solo votan y no se vuelven críticos de su gobierno.

Unos dirán yo crítico, pero realmente por qué críticas, por la convicción o por el simple hecho de que las cosas pueden cambiar y tú eres un  agente de cambio, o por la sencilla razón que todo vuelve en si cuando se producen los ecos del mañana.

Para concluir.

Los gobiernos y funcionarios públicos  han llevado consigo grandes señalamientos por parte de la sociedad.

Han llevado consigo críticas tachaduras y sobre todo falta de credibilidad, falta de esa confianza que el pueblo ya no cede tan fácilmente.

Hoy en día, no contamos con esa razón que nos diga que nuestros gobernantes, utilizan adecuadamente nuestros recursos públicos para nuestro beneficio.

No contamos con esa idea tan irreal de pensar que todo está funcionando como debe ser. No contamos con esa tranquilidad de decir, mi gobierno trabaja para el beneficio de mi colonia, para el beneficio de mi localidad.

Pues a donde miremos no vemos esa utilización apropiada de nuestros recursos, aún más triste vemos como esos funcionarios que apenas entran  a gobierno fácil y sencillamente,  se enriquecen. Eso verdaderamente es triste.

Por este motivo y por estas circunstancias, tenemos que diseñar la sociedad, en conjunto con esos políticos buenos que aún en día existen, un organismo vigilante, naturalmente  social para poder así verdaderamente trasparentar la utilización de nuestros  muy necesarios recursos públicos.

Es momento de UNA CONTRALORIA SOCIAL, es urgente.

“DESPERTEMOS AL CAMBIO, ES TIEMPO DE ACTUAR⬝