Ver más de fm, Portada

Escenas de pasión provocan celos en La Usurpadora

Ciudad de México.- Sandra Echevarría y su esposo Leonardo de Lozanne estarían pasando por un momento complicado. Al parecer, de Lozanne estaba incómodo con algunas de las escenas que Sandra tenía que realizar para la adaptación del exitoso título La Usurpadora.

En el primer lanzamiento del proyecto “La Fábrica de Sueños”, Sandra Echevarría interpreta a las gemelas Paola y Paulina, quienes intercambian vidas luego de que Paola, la primera dama de México, decide iniciar una nueva vida a lado de su amante (Juan Martín Jáuregui), obligando a su hermana a asumir su identidad para simular su propia muerte. Todo lo anterior mientras su esposo, el presidente de México (Andrés Palacios), atraviesa una crisis de gobierno.

Tanto compañeros como miembros de la producción de La Usurpadora han halagado el trabajo profesional que realizó Sandra al interpretar a dos personajes tan distintos para el mismo proyecto (la actuación de Paola y Paulina en la versión original de La Usurpadora de 1998 fue realizada por las hermanas Gabriela y Daniela Spanic). Sin embargo, el músico de Fobia, no estaría de acuerdo con las escenas íntimas que Sandra tenía que realizar con sus compañeros Andrés Palacios y Juan Martín Jáuregui.

Se dio a conocer que en varias ocasiones de Lozanne llegó “de sorpresa” al set de grabación de La Usurpadora y que Sandra pidió a la productora Carmen Armendáriz que su doble, Carolina Caro, contratada para las tomas en las que tienen que aparecer las dos hermanas, hiciera las escenas de cama para calmar los celos de su esposo.