Monitor Nacional
Espiando al vecino
Sociedad en Movimiento | Lalo Renteria
25 de abril de 2016 - 4:48 pm
Sintítulo
Convivir con vecinos siempre ha sido un tema difícil

Es molesto tener que lidiar con un vecino que no respeta la privacidad de otros.

Quiero creer que todos alguna vez hemos tenido un vecino que se estaciona en nuestra entrada, hace fiestas con gran escándalo o simplemente es un espía fiel de todo lo que hacemos.

Hace un par de años me fui a vivir solo, digamos tome mi momento de independencia familiar; mi gran ventaja era que ya tenía mi propia casa, afortunado yo por no pagar renta como la mayoría cuando decide independizarse. Maravillosamente fui construyendo mi futuro, hasta que llegaron unos vecinos que me cayeron como maldición gitana mal hecha y confusa.

Que terrible era llegar y que el infame vecino estuviera estacionado en mi entrada, yo lleno de odio siempre me preguntaba lo que pasaría si le llamaba a la grúa para que se llevara su cacharro; sin embargo, traté de vivir en santa paz y armonía todo el tiempo.

Sufrí muchas veces también a manos de los vecinos de enfrente, los cuales decidieron comprar un cachorro de pastor que obviamente creció con el paso de los meses hasta volverse un gran perro.

El terror era llegar casa o salir a la tienda, el perro de enfrente se ponía furioso ante toda persona que cruzara la calle, en un par de ocasiones se lanzó contra mi; pero jamás logró morderme pues me defendía entre groserías, gritos y un par de piedras. Todo era malo y se volvió terrible hasta que el vecino dueño del pastor, salió a agredirme porque le grité de cosas a su perro.

Ahora viene mi reclamo universal para todos aquellos que viven y conviven con vecinos.

Es molesto, inhumano, infame, asqueroso e intolerante, que tengan un perro y lo dejen en la calle ¡¿qué carajos tienen en la cabeza?! ; en serio, se me hace increíble esa cultura de tener mascotas y dejarlos en la calle como si fueran vagabundos que no tienen un techo.

Aunque eso si, si alguien agrede al perro, intenta robárselo o llama a la perrera, sale de inmediato el dueño y lleno de enojo es capaz hasta de matar con tal de que no se metan con su perro.

Si no vas a alimentar a tu perro, si lo vas a dejar en la calle aunque sea afuera de tu casa; incluso si es un perro salvaje, te recomiendo que no tengas mascotas. Es infame y molesto este tipo de vecinos que se creen dueños de las calles, también aquellos que se estacionan frente a cualquier entrada, o incluso mi actual vecino que tiene un coche viejo frente a su casa, el cual riega aceite todo el día y tiene la calle manchada de lado a lado.

Procura mantener limpia tu calle, no dejes a los animales afuera de tu casa ya que podrían morder a alguien; no generes basura con automóviles tan viejos que podrían ser chatarra lista para vender, mantén un trato cordial con tus vecinos. Si tú eres el vecino mala onda, entonces cambia tus hábitos porque por gente como tú, existe un México insalubre, inseguro y feo.

Hagamos y pongamos de nuestra parte para mejorar las condiciones en las que vivimos; no hay que olvidarnos que parte de ser plenos, es vivir en un lugar al que podamos llamar hogar.

TAGS: , , , ,