Monitor Nacional
¿Estar protegidos es un lujo o una necesidad?
Portada | José Gregorio Contreras
22 de julio de 2015 - 11:00 am
jose contreras- monitor nacional
Al hablar de un fondo de retiro solo pensamos que debemos incluir los gastos cotidianos como alimentación, vestido, viajes, diversiones, etc. Sin embargo, con este incremento de la esperanza de vida tienes que tener un mayor cuidado de tu salud.

Hace 30 años teníamos un país lleno de jóvenes pero mientras el tiempo pasa la pirámide poblacional se ha ido invirtiendo y el país va envejeciendo día con día. Las razones de este cambio son muchas, ha disminuido la natalidad, las personas desean lograr más metas antes de tener la responsabilidad de criar y mantener a sus hijos, y  aunque no lo creas algunos han desistido de la idea de ser padres. La situación económica y los retos que se presentan en el día a día dejan en un segundo plano este tema de la natalidad.

Algunas personas pensarán que la afirmación anterior es muy positiva porque de alguna manera se está controlando la natalidad en el planeta, y  dado nuestro poco proceder de lograr un desarrollo sustentable para el beneficio de nuestras próximas generaciones, estamos disminuyendo la población del planeta y por ende menos gente que lo siga destruyendo.

Todo esto sería cierto si con tantos inventos y descubrimientos no estuviéramos propiciando un aumento en la esperanza de vida. Al día de hoy tenemos una esperanza de vida de casi 15 años más si la comparamos con la que teníamos in 1970.

Algunos verán con beneplácito esta noticia, sin embargo si piensas como Estado, no solo por México sino por todas  las naciones del mundo, este fenómeno de vivir más representa un incremento en el costo de la seguridad social que cada día es  y será más difícil de soportar. De acuerdo al secretario de la Conferencia Interamericana de la Seguridad Social  (CISS),  hoy en día

hay cinco (5) trabajadores por cada adulto mayor y en el futuro las expectativas son 3 trabajadores por cada adulto  mayor retirado. Con este panorama no habrá país que financie adecuadamente la seguridad social de las personas mayores. En otras palabras, llegará un momento que instituciones mexicanas como el IMSS, ISEM, ISSEMYM, por mencionar algunas, no estarán en capacidad de atender a sus asegurados y si el Estado persiste en seguir adelante ¿Qué calidad y prontitud de atención puedes esperar?

Ante este preámbulo es que comienza a tener sentido el encabezado de este artículo. ¿Estar protegidos es un lujo o una necesidad? Definitivamente es una necesidad, de la cual debemos velar cada uno de nosotros. Aunque no lo quieras pensar, esto es una realidad que está a la vuelta de la esquina. De aquí la necesidad de no solo tener un fondo de retiro, sino de tener un fondo de retiro SUFICIENTE.

Con estos cambios de rumbo, al hablar de un fondo de retiro solo pensamos que debemos incluir los gastos cotidianos como alimentación, vestido, viajes, diversiones, etc. Sin embargo, con este incremento de la esperanza de vida  tienes que tener un mayor cuidado de tu salud. Hay nuevas enfermedades que controlar, enfermedades crónico degenerativas como el cáncer, diabetes, cardiopatías por mencionar algunas, cuyos tratamientos representan en algunos casos miles y en otros casos pueden llegar a millones de pesos. ¿Puedes soportar estos gastos sin afectar tu patrimonio y por ende a tu familia?

Desafortunadamente para muchos, los seguros de salud lo debes contratar cuando estás sano, porque cuando no lo estás deja de ser “asegurable”.

De igual forma, sabiendo lo importante que tu familia es para ti, es muy importante que incluyas un seguro de vida dentro de tu presupuesto. Con esta protección en el caso que ya no estés, estarás dejando una cantidad de dinero que ayude a tu familia a tener los ingresos suficientes para continuar el estatus de vida que acostumbrabas a llevar con ellos. Te aseguro que la toma de esta decisión representara una tranquilidad mientras vivas y cuando ya no estés con ellos seguro te extrañaran pero  siempre estarán agradecidos contigo por haber pensado en su bienestar.

Sea cual sea el momento de tu proyecto de vida, date la oportunidad de planificar el tiempo que tienes por delante y toma decisiones en lo que a protección, ahorro e inversión se refiere. Protégete en base a tus posibilidades del momento y contrata un seguro de vida y/o de salud como si fuera un gasto ordinario dentro de tu presupuesto, como si estuvieras comprando un carro, una vivienda, pagando la escuela y acostúmbrate a él. No tenemos la cultura de ahorrar pero dadas las circunstancias de hoy es el momento de hacerlo. Recuerda que “El futuro cuidará de ti si tu cuidas de tu presente”.

¡Hasta la próxima vez!

TAGS: , , , ,