Monitor Nacional
Estás dudando en aprender otro idioma, ¿por qué?
Las Ideas de Ceci Vargas | Cecilia Vargas García
22 de abril de 2016 - 5:53 pm
idiomas
Aprender otros idiomas te abre las puertas del mundo

Me gustaría comenzar contando una anécdota. Hace varios años, gracias a un tío, tuvimos la oportunidad de viajar a los Estados Unidos. En este viaje yo tenía unos 10 años y en la escuela apenas comenzaba a aprender el inglés. Por otra parte mi hermana tenía catorce años y ella ya lo manejaba mejor.

Se puede decir que mi hermana fue la intérprete oficial durante ese viaje. Sin ella hubiéramos pasado hambre y no hubiéramos conocido lugares maravillosos. En ese momento supe que quería aprender inglés.

Y hace poco tiempo tuvimos la oportunidad de viajar en crucero por Europa. En el crucero nos hicimos amigos de los meseros, pudimos conocer un lugar que solo tenía excursiones en inglés, pudimos entender a las demás personas; todo esto gracias al inglés.

Este fue el momento donde agradecí a mis padres por meterme a una escuela bilingüe. Pero al bajar del crucero me di cuenta que las personas me entendían en inglés pero ellos hablaban otro idioma.

Fue en ese momento que decidí que quería ser políglota. Quería entenderlos, quería hablar con ellos libremente y quería poder hablar como ellos. Recordé una frase que dijo Nelson Mandela: “Si hablas a un hombre en un lenguaje que comprende, eso llega a su cabeza.

Si le hablas en su lenguaje, eso llega a su corazón.” Y vaya sorpresa me llevé que poco después encontré la hermosa carrera que estudió hoy en día.

En mi opinión, no importa que estés estudiando, ni de donde seas; aprender un idioma siempre será bueno. El simple hecho de aprender un idioma tiene tanto beneficios sociales como biológicos, lo cuales mencionaré posteriormente.

Nosotros comenzamos a aprender nuestra lengua madre desde pequeños ya que de acuerdo con Noam Chomsky los niños tienen una capacidad innata para aprender una lengua. Su cerebro aún está en crecimiento y formación. Años atrás se creía que era malo para un niño aprender un segundo idioma, sin embargo actualmente se ha desmentido este mito.

En la comunicación diaria tenemos dos papeles: el emisor y el receptor, que intercambian mensajes. Pero para que estos mensaje se entienda es necesario la competencia comunicativa establecida por Hymes donde explica que el saber un idioma no es solamente saberlo, es usarlo de forma satisfactoria.

Por ello existen 4 habilidades lingüísticas que son el hablar, el escuchar, el escribir y el leer. Cada una de estas habilidades y en conjunto te permiten comunicarte de forma adecuada y exitosa. Porque de qué nos serviría saber la gramática a la perfección si al hablar con una persona nos trabamos, o de qué serviría leer rápido si no entendemos nada de lo que leímos. Cada habilidad tiene sus propios lineamientos sin embargo al comunicarnos necesitamos de los 4 para comunicarnos exitosamente.

Y lo mejor de todo es que aprender idiomas tiene muchos beneficios, yo diría demasiados. Empecemos por los biológicos. No importa si se es bilingüe o políglota. El primer beneficio es el retraso de demenci; retrasa los síntomas del Alzheimer. Y al mismo tiempo fortalece la memoria haciendo más fácil el recordar listas, vocabulario, secuencias o estructuras.

El segundo es la capacidad de atención; se tiene una mayor concentración en las tareas. Y así mismo, el tercero beneficio es aumentar la capacidad de multitareas y el cambiar fácilmente de una tarea a otra.

En un estudio realizado por University College, se demostró que aprender un segundo idioma tiene grandes beneficios para el cerebro ya que hay un aumento en la materia gris. Finalmente un estudio realizado por la Universidad de Chicago demostró que el aprender un segundo idioma ayuda a tomar mejores y más rápidas decisiones.

Y se podría decir que esos son algunos de los beneficios biológicos que se tienen al aprender un segundo idioma. Pero tal vez los beneficios más importantes son los sociales y personales. El primero es el aumento del conocimiento de la lengua madre. Pocas veces estudiamos nuestro propio idioma a fondo ya que se aprende de manera natural.

Pero, al aprender otro idioma, se aprenden cosas nuevas de la lengua madre. El segundo es la confianza que creas en ti mismo. Para el tercero, tomemos en cuenta que vivimos en un mundo totalmente globalizado y la competencia puede venir de cualquier parte. Por ello, poner en un currículum que hablas más de dos idioma te da una ventajas sobre todos los demás.

De la misma manera, puedes terminar trabajando en cualquier parte del mundo, por ello tener una mente abierta y conocer otras culturas será un punto a tu favor. Al conocer el idioma, también conoces la cultura por ello el cuarto beneficio es el ser más flexible y respetuoso ante las ideas no acordes a tu cultura.

El quinto beneficio viene entrelazado con el anterior, que es la facilidad de conocer cosas nuevas. Te puedo asegurar que aprender un idioma te sacará de tu zona de confort, de tu mundo, de tus ideas y de ti mismo. Conocerás nuevos lugares, nuevas culturas, nuevas personas, nuevas comidas, nuevas ideas, nuevas tradiciones; abrirá tu mente y ampliará tus horizontes. Comienzas a ver el mundo con otros ojos.

Con estos últimos beneficios deberíamos afrontar la situación que se vive hoy en día. Muchos de los conflictos actuales en el mundo son por la falta de tolerancia y el no querer o no poder entender al otro. Al aprender un segundo idioma podríamos entender sus razones de hacer ciertas cosas de cierta manera. Con esta idea me gustaría terminar y agregando la frase que dijo Rita Mae Brown:

“El idioma es el mapa de una cultura. Te dice de dónde viene la gente y a dónde van.”

TAGS: , ,