Estrategas digitales de MORENA, no le vendan humo al Presidente

Andrés Manuel López Obrador y el movimiento que conformó tras su salida del PRD, siempre se caracterizó por su cercanía con la gente. Es bien sabido que AMLO ha recorrido varias veces todo el país, llegando hasta el municipio más humilde del mismo. Las bases sociales que ha conformado en su paso por la vida pública lo han dotado de una gran legitimidad. Prueba de ello es que, en tan 5 años, MORENA pasó de ser un partido de reciente creación al partido en el poder. Andrés Manuel y MORENA aprovecharon las redes para entablar una comunicación cercana con sus simpatizantes, generando un engagement extraordinario. Mientras los priístas o panistas utilizaban su músculo corporativo para levantar tendencias, a AMLO únicamente le era necesario un tuit. Por eso durante su discurso como presidente electo, hizo un paréntesis para agradecer a las “benditas redes sociales” por su apoyo. Todo este análisis me lleva a plantear dos preguntas que me han inquietado desde hace algunas semanas. ¿Por qué López Obrador ha dejado de escuchar a sus estrategas digitales? ¿Por qué ha permitido ensuciar su conversación con TTs operados e inflados de manera tan burda?

Durante esta semana, los conceptos:

“#RedAMLOVE”

“#SeFortalecePemexConAMLO”

“#MensajeDeApoyoParaAMLO”

“#30MillonesConAMLO”

“#AmloElPuebloTeRespalda”

Se han posicionado como TTs nacionales en México. Estas tendencias impulsadas principalmente por cuentas temáticas y de influenciadores digitales de MORENA como: @Fafhoo, @epigmenioibarra, @milenialconAMLO, @OrgulloMorena y @RedAMLOmx.

Basta ver algunos de los perfiles que participan en estas tendencias para observar como la maquinaría digital de MORENA está inflando la conversación para “apoyar al Presidente”. Mientras en tendencias orgánicas como #BienvenidoFebrero, los RTs tienen una composición de un 50 a 60% RTs, las tendencias operadas por las redes de MORENA cuentan con más de 80% de RTs. Incluso activista digitales que se han dedicado a analizar tendencias han denunciado el abuso de estas activaciones inorgánicas de MORENA.

 

 

Incluso si observamos de cerca el comportamiento, de un tuit de @Fafhoo que inicia una activación digital, podemos darnos cuenta de la fuerte injerencia de las redes de MORENA en sus operaciones digitales.

 

 

Los conceptos “RedAMLO”, “RedAMLOve” y “AMLOVER” son destacados entre los participantes en la viralización  del tuit. Las principales activaciones de núcleos de simpatizantes de MORENA se dan desde cuentas temáticas fuertemente vinculadas con el partido gobernante. Haciendo un análisis más profundo sobre las cuentas que participan, se observa que son de una naturaleza poco orgánica y que se activan únicamente con temas vinculados con MORENA. De la misma manera, la relación entre tuits originales y RTs es desproporcionada, como sucede con tuits impulsados por decks.

¿Qué llevó al Presidente, su equipo cercano, a la cúpula del partido a permitir estas prácticas en redes? Lejos de vender un discurso de “fuerza” y “unidad” de los mexicanos hacia su proyecto, las operaciones pagadas muestran debilidad. Las operaciones infladas y no orgánicas en redes, son humo que les venden a los políticos pero están huecas. Los lopezobradoristas se han convertido en los nuevos “Peñabots” que inflaban tendencias para “maquillar” la realidad al Presidente. Y no hay peor ciego que el que no quiere ver. Estarían haciendo muy mal los estrategas digitales de López Obrador, en maquillar los datos, la realidad. El Presidente debe estar rodeado con personas que le muestren la realidad, no de aduladores que aplaudan.

Andrés Manuel López Obrador es un político como pocos, que tiene una gran sensibilidad social, que sabe escuchar a la gente. No obstante, también es un hombre que difícilmente cambia de parecer y es duro es sus posiciones personales. Por eso es tan importante, que su equipo no actúe como en el pasado, México requiere un Presidente con inteligencia. El ejecutivo debe tener a su disposición un equipo de estrategas que sepan leer los datos, discriminar verdades de operaciones y lleven inteligencia digital al encargado del despacho. De lo contrario, estamos viendo a un equipo reactivo, que se enfrasca en peleas digitales sin trascendencia. Que venden, como en el sexenio pasado, una realidad maquillada a la persona más importante del país. AMLO llegó a la Presidencia con 30 millones de votos en las urnas, pero esos no se mantienen pagando TTs. Se mantienen trabajando en los temas que más le importan a los ciudadanos y que durante años han lastimado a este país.