Monitor Nacional
Fiesta 365
Sociedad en Movimiento | Lalo Renteria
14 de septiembre de 2015 - 2:32 pm
Tradiciones-MN
Más allá de culpar a nuestros gobernantes debemos ponernos a pensar en lo que nosotros hacemos para mejorar nuestra situación

Estoy seguro que muchos de nosotros no saldremos a una plaza pública por la inseguridad y la violencia que suele desatarse cuando se mezcla alcohol con fiesta.

Me gustaría tener muchos motivos para sentirme orgulloso de mi país, de mi patria, de mis costumbres o por lo menos tener un poco de emoción para celebrar estas fiestas de mes. Es muy feo para algunas personas escucharme decir estas palabras cuando me preguntan sobre la comida o los festejos que tendré en familia.

Lamento ser el amargado de la mesa en algunas conversaciones; pero lo que no lamento es decir lo que siento, lo que me inquieta y hasta lo que realmente llega a disgustarme.

No me siento con un motivo claro de festejar este 15 de septiembre, no siento que la violencia de mi país sea digna de ser admirada, tampoco creo que la situación económica o la indiferencia familiar sean un buen símbolo para hondear en una bandera.

Más allá de culpar a nuestros gobernantes debemos ponernos a pensar en lo que nosotros hacemos para mejorar nuestra situación. Realmente sería bueno enseñar a nuestros hijos que el hombre no es quien manda en casa; no hay que restarle poder a la mujer. Me gustaría ver un país en donde salir a la calle no implique temer a un asalto, a ser discriminado o simplemente a ser ignorado por la sociedad.

Este 15 de septiembre no me voy a quedar encerrado en mi habitación a odiar al mundo por no ser color rosa y lleno de fantasía; quizá me tome el tiempo de celebrar entre amigos o familiares.

Claro está que a pesar de mi apatía tengo buenos motivos de sentir orgullo, alegría, empatía y un poco de emoción.

Quiero celebrar a todas aquellas mujeres que nos venden sus artesanías en la calle, a ellas que pueden pasar 10 horas afuera de un centro comercial siendo rechazadas por cientos de compradores que simplemente las alejarán con un simple “no gracias”. También quiero celebrar por aquellos que con pocos recursos siguen su necesidad y anhelo de superación, estudiando y trabajando por un mejor futuro.

Agradezco a todos aquellos que no maltratan a su pareja, a todos los que le dedican tiempo de calidad a su familia y a los que antes de pensar en robar se disponen a vender dulces o limpiar coches.

Me gustaría que celebremos por lo que alzan la voz, por lo que luchan por sus ideales, por lo que en medio de la tempestad siempre conservan la calma y por los que a pesar del dolor emocional no se dejan caer. Tradiciones, colores, música y folklore mexicano envolverán este 15 de septiembre; pero hay que darnos la oportunidad de que las buenas costumbres

TAGS: , , , ,