Monitor Nacional
Frases que las mamás mexicanas se saben a la perfección
Colectivo Masivo | Redacción
10 de mayo de 2016 - 8:47 am
mama-mn
Una cosa es cierta, no hay amor que se le compare al amor de una madre

Ciudad de México.- Aprovechando que ya es día de las jefas de la casa, es bueno recordar que si bien hay algo que caracteriza a las mamás cien por ciento mexicanas, es que parece que a todas les dieron el mismo manual de frases para hacernos la vida imposible y educarnos a su manera.

¿Qué tal la famosa chancla, el cable de la plancha o el cinturón? ¿Quién no recuerda las chingas que nos ponían de pequeños? Ah pero cómo ayudaron; por eso aquí te dejamos una pequeña recopilación de las frases más comunes patentadas ya, por las madres mexicanas:

Frases comunes de las madres

  • ¡Te lo dije!
  • ¿Y yo estoy pintada o qué?
  • Metes la ropa.
  • Una cosa es libertad y otra libertinaje
  • Es que te entra por una oreja y te sale por la otra
  • A mí no me importan los demás, me importas tú.
  • Mientras vivas en esta casa se hace lo que yo digo.
  • Ponte un suéter.
  • ¿Qué, te mandas solo?
  • Esa muchachita no te conviene.
  • Te lo digo por tu bien.
  • ¿Quién crees que lava la ropa?
  • Ahorita que llegue tu papá arreglamos cuentas.
  • ¡Acuérdate que soy tu madre!
  • Eres idéntico a tu padre.
  • Un día me vas a matar de un coraje.
  • ¿Por qué me castigó Dios con estos hijos?
  • Porque soy tu madre y punto.
  • ¿Qué crees que estoy pintada o qué?
  • ¿Qué crees que soy tu sirvienta?
  • ¡No me respondas!
  • Deberías estar agradecido.
  • ¡Mira nadamás cómo vienes!
  • ¡Que sea la última vez!
  • Hasta que te acordaste que tienes madre.
  • Para mí siempre serás mi bebé.
  • ¿Qué te cuesta avisar?
  • Para eso se inventó el teléfono.
  • ¡Arregla tu chiquero!
  • No le pongas seguro a la puerta del baño.
  • Sígueme enchuecando los ojos y verás cómo te los enderezo.
  • Cuántos niños de la calle no quisieran ese plato de comida que tú estás rechazando.
  • Pregúntale primero a tu papá, a ver qué te dice.
  • Aquí no es hotel ni restaurant.
  • Cuando tengas tu casa harás lo que quieras.
  • ¿Qué, tus amigos no tienen casa?
  • Esto me va a doler mas a mi que a ti.
  • Se te va a secar la mano si le pegas a tu madre.
  • Es que cuando llegas no puedo dormir.
  • Baja los codos de la mesa.
  • Te dejé comida en el refrigerador.
  • ¿Cuando me darás un nieto? Todas mis amigas tienen nietos, ¿por qué yo no puedo?
  • ¿No entendiste? O hay que hablarte en ocho idiomas.
  • Espérate nomás. En la casa vas a ver.
  • Si todos se tiran del puente ¿Tú también te vas a tirar?
  • Para qué me preguntas, ¡si vas a hacer lo que quieres!
  • ¿Qué has creído? ¿Qué nací ayer?
  • ¡Cuando tengas hijos vas a entender.
  • ¿Y si yo lo encuentro qué te hago?

Al final sólo una cosa es cierta… No hay amor que se le compare al amor de una madre y es que una jefecita se merece todo en su día.

TAGS: , ,