Monitor Nacional
Glenn Miller y su orquesta
La música a través del tiempo | Brenda Mireles
12 de agosto de 2016 - 9:43 am
Glenn_Miller_Band
Su muerte sigue siendo un misterio, pues un 15 de diciembre de 1944, cuando se dirigía a Paris para iniciar una gira artística, emprendió un vuelo en avión monomotor junto con otros dos acompañantes… Y nunca más supieron de ellos

¡Hola! ¿Cómo están? ¿Cómo les va de lluvias? Bastante fuertes, ¿cierto? Gran parte del país se convirtió en Xochimilco con todo y trajineras. Se agradece que llueva, pero no tanto.

El otro día alguien me comentó que yo había nacido en la época equivocada, pues me gusta la música “para viejitos o abuelos” (me visualicé sentada en una mecedora, tejiendo carpetas, con un fonógrafo antiguo a mi lado), a lo que le respondí que ¿cuál era ese tipo de género? Me respondió: “Pues ese que se escucha muy anticuado”.  No me considero una sabelotodo en lo que a música se refiere, pero al menos puedo presumir de un oído selecto, esta persona se refería a Glenn Miller, melodías de las cuales jamás en su vida ha escuchado.

 Viejita o no, me parece que no deberíamos de olvidar a este gran músico de la época de los años treinta, donde el swing era la sensación del momento.

 Nacido en Clarinda, Iowa un 1 de marzo de 1904, sus inclinaciones musicales ya eran más que notorias desde pequeño, pues tan sólo con 12 años comienza a estudiar la técnica del trombón y lo empieza a tocar en el colegio.  No se perdía ninguna audición y ya estando la Universidad, la abandona para dedicarse de lleno a la música, para unirse a la banda de Ben Pollack, un conocido baterista de aquellos entonces.

En 1938 luego de varios intentos fallidos, decide formar su “Gran Banda” y su primer gran éxito sería “Moonlight Serenade”, firma un contrato con un casino de New York y esto se volvería un parteaguas en su carrera.

“In the Mood” se convirtió en un hit en 1941, luego de mantenerse 15 semanas en el número uno, seguida  de “Tuxedo Junction” y finalmente “Chattanoga Choo Choo” le da el primer disco de oro.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Miller se enlista en las Fuerzas Áreas, donde recibió el grado de Capitán.

Su muerte sigue siendo un misterio, pues un 15 de diciembre de 1944, cuando se dirigía a Paris para iniciar una gira artística, emprendió un vuelo en avión monomotor junto con otros dos acompañantes… Y nunca más supieron de ellos ni del avión.

Existen mitos, leyendas o como le quieran llamar entorno a su muerte, se dice que su deceso ocurre en un burdel alemán apuñalado por una prostituta, también que el avión, accidentalmente fue derribado por bombardeos, en fin.  Pese a  todo esto, la banda continuó  sin Miller hasta el año 1945. “The Glenn Miller Conspiracy”, un libro del periodista Hunton Downs publicado en 2010, asegura que Miller fue puesto bajo órdenes de Eisenhower y que la GESTAPO lo captura, tortura y ejecuta en París.

Amenazo con regresar (ahora sí), el próximo viernes, como sugerencia, dense su tiempo para deleitar su oído con las canciones de este gran músico, que sin duda, dejó un excelente legado, aunque después les digan que ya huelen a naftalina… Qué tengan un excelente fin de semana. See you!

TAGS: , ,

Notas Relacionadas