Ver más de Nacional, Portada

Gobierno ofrece disculpa pública por asesinato de dos estudiantes del Tec de Monterrey

Gobierno ofrece disculpa pública por asesinato de dos estudiantes del Tec de Monterrey

Ciudad de México.- Este 19 de marzo el Gobierno Federal ofrecerá una disculpa pública encabezada por la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero por el asesinato de dos estudiantes del Tec de Monterrey: Jorge Antonio Mercado y Javier Francisco Arredondo, quienes fueron “confundidos con sicarios” y ejecutados por elementos del Ejército.

La ceremonia efectuada a las 11:00 horas en el Auditorio Luis Elizondo, se da con motivo del noveno aniversario del doble crimen, cometido en el 2010 en el interior del campus central del Tecnológico de Monterrey, ubicado al sur de la capital de Nuevo León.

Además de la disculpa, se espera que los asistentes efectúen una guardia de honor y la develación de una placa conmemorativa en el sitio donde ocurrieron los hechos.

La madrugada del 19 de marzo del 2010, los jóvenes se habían desvelado estudiando en el interior de las instalaciones y cuando se disponían a salir a cenar, se desató en el exterior, una balacera en el cruce de las avenidas Garza Sada y Luis Elizondo.

Los militares que participaron en el tiroteo consideraron que Jorge Antonio y Javier Alonso eran pistoleros que los habían atacado, y los asesinaron al interior del campus, cerca de una caseta de la entrada.

Testigos de los hechos muestran cómo cualquiera podría haber acabado igual. En medio de una gran avenida de esta ciudad industrial se había abierto un frente de guerra. Metralla y granadas. Los coches daban rápidamente marcha atrás, una moto perdió el control y se estrelló contra un muro, ninguna autoridad impidió que la población se interpusiera entre las balas de los militares y los sicarios. Y allí en medio estaban Jorge Mercado y Javier Arreondo.

Según muestra Hasta los dientes, documental hecho por Alberto Arnaut, que utiliza los detalles del expediente del caso, las imágenes de las cámaras de seguridad, testimonios de testigos, de las familias, declaraciones del personal de seguridad de la institución y de las autoridades de Gobierno: Jorge y Javier fueron ejecutados de manera extrajudicial.

Tráiler de “Hasta los dientes”, Ambulante Distribución from AMBULANTE on Vimeo.

En el metraje se muestra que Javier había sido herido por unas balas perdidas de aquel enfrentamiento. Pero Jorge estaba todavía vivo. Los militares se dieron cuenta de su gran error. Aquellos jóvenes no tenían pinta de asesinos. Llevaban unas mochilas, salían a comer.

Pero, como señala un militar que interviene en el documental: “Los muertos no declaran”. Esas eran las órdenes de aquel Ejército entrenado para exterminar en las calles a los miembros del crimen organizado. Y acabaron los dos muertos con un balazo recibido a un metro de distancia, un tiro de gracia, les propinaron unos golpes y construyeron una escena del crimen a su medida: cada uno agarraba un rifle.

Las fuerzas armadas alteraron la escena del crimen al colocar armamento para justificar el hecho de una herida que aún sigue sin sanar. Desde el día de lo ocurrido, los familiares de Jorge y Javier buscaron justicia en medio de trabas y expedientes que por mucho tiempo se quedaron detenidos.

Después del hecho, tanto la Secretaría de la Defensa Nacional como la Procuraduría de Nuevo León difundieron versiones en las que señalaban que los dos muertos eran sicarios y que estaban armados al momento de su muerte.

La investigación posterior aclaró los hechos y aunque al interior del Ejército fueron identificado los soldados que perpetraron el asesinato, se desconoce si alguno de ellos ha sido sentenciado.

Durante los sexenios pasados de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto el caso fue ignorado. Bajo el hashtag #TodosSomosJorgeyJavier se llevó a cabo la ceremonia simbólica de reparación y justicia del caso.