Monitor Nacional
Grito en el silencio
Oídos Sordos | Eduardo Silvestre
15 de septiembre de 2016 - 10:37 am
bandera-mexico-atardecer
Pareciera que la historia ha dejado de ser un factor para países emergentes como nos dicen los países primermundistas, sin embargo para México el patriotismo sólo se vive dos días

Ya lo dice Eduardo del Río, mejor conocido como “Rius” Ni independencia Ni Revolución allá en su libro de 2010, que describía viéndolo , bien , es lo mismo que se pedía en 1810, 1910 y en ese 2010, y lo que se exigía era, salud, educación, justicia, trabajo digno, tierra, independencia, libertad, democracia, vivienda, comida y paz.

La pregunta bárbara que se hace al terminar este fantástico libro es, si eso no tenemos todos los mexicanos ¿Que chingaos festejamos?

A 6 años de distancia el día esperado por los patriotas mexicanos vestidos en su máximo esplendor, enmarcado en una celebración que únicamente tendrá duración de dos días y que posteriormente se convertirá en rencillas patrióticas sin excepción de algún político, artista, escritor, poeta, analista o ciudadano común.

Celebración alejada de ser una conmemoración por aquellos villanos convertidos en héroes, defensores de una patria que llevo cien años de lucha e indignación para convertirse en una perfecta zapatilla de tratados convencionales, que han dejado como resultado fracasos de los cuales pareciera no haber salida.

Y por si esto fuera poco alentador al Estado Mexicano jactado por su incomparable lucha por exigir una democracia que a menos de un lustro de hacer memoria de los acontecimientos que han marcado su historia, se observa una patria mancillada por los ostentadores de poder económico, aclaro, a nivel mundial.

Pareciera que la historia ha dejado de ser un factor para países emergentes como nos dicen los países primermundistas, sin embargo para México el patriotismo sólo se vive dos días, ya que ha sido incapaz de hacer memorable a sus héroes sacrificados por la patria.

Ese es el momento en que la mayor parte de los mexicanos y mexicanas se sienten orgullosos celebrando con el mejor tequila, whisky, cerveza o alguna otra bebida que se invente en el momento por la ocasión, dejando a un lado la preocupación por levantar un muro o porque la bolsa de valores este en momentos críticos.

Si bien pareciera que no depende de ellos o ellas, las decisiones que se tomarán para  poder salir del lastro, no hay porqué preocuparse hasta que este momento se convierta en una marcha por el alza a la canasta básica, abanderada por un político muy meticuloso que se ha percatado del asunto pero que en momentos patrióticos se unió a la celebración o eso es lo que intentará hacernos creer.

Tristemente es nuestra esencia y nuestro destino, tan solo me quitaría este mal sabor de boca si de palacio nacional saliera ese grito tan esperado por muchos y dirigidos por nuestro Representante  Nacional, además de todo lo formal, ese grito de México se le respeta, México no pagará muros, señor TRUMP CHINGUE SU MADRE POR FAVOR…

Nos leemos la próxima semana, así que felices siestas, digo felices fiestas, soñar no cuesta nada…

ES TIEMPO DE ACTUAR.

TAGS: , , , ,