Monitor Nacional
Grupo gasolinero Gasmart corrompe el sistema judicial de Baja California utilizando el tráfico de influencias para dominar el mercado
Portada | Redacción
11 de septiembre de 2016 - 10:45 pm
gasmart-monitor
En alianza de facto con el abogado Juan Guillermo Ruíz Hernández, alias “El Titi”, el Grupo Gasmart utiliza documentos falsos, amenazas, uso desmedido de la fuerza física y verbal contra las trabajadoras para apoderarse ilegalmente de Rendichicas.

Ciudad de México.- El grupo gasolinero Gasmart, que preside Alberto Uribe Maytorena y su vástago Alejandro Uribe Herrera, encabezan, junto con el abogado Juan Guillermo Ruiz Hernández, alias “El Titi”, una campaña de insultos, de desprestigio, amenazas, intimidaciones y de recursos legales con documentos falsos hacia su principal rival y líder de la región: Grupo Empresarial “Rendichicas”.

Para ello, el despacho de abogados que encabeza el “Titi” utiliza el sistema judicial de Baja California a su antojo haciendo uso de las influencias que él y sus colaboradores, ex funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR), exjueces y exmagistrados de circuito, todos con un oscuro pasado, operan en beneficio de su cliente y socio Gasmart.

Gasmart ha recurrido a todo su poder económico, utilizando el tráfico de influencias y aprovechando argumentos legaloides, para apoderarse de 69 gasolineras que operan en los estados de Baja California, Sonora y Chihuahua, y que ofrece más de mil 600 fuentes de empleo principalmente a mujeres de escasos recursos, madres solteras y mujeres en situación de vulnerabilidad.

Rendichicas es líder en la región y se ha destacado a diferencia de Gasmart por su  novedosa propuesta de servicio y atención al cliente, además de despachar “litros de a litro”, lo que lo ha vuelto un competidor incómodo para Gasmart y sus secuaces, puesto que se han enriquecido a base de entregar litros incompletos, y habían monopolizado el mercado gasolinero en la región.

Bajo amenazas y por medio de Hiram Sánchez Zamora, ex Delegado de la PGR en Baja California; y Humberto Velázquez Villalvazo, ex Subdelegado de la PGR en Baja California; coordinados por Juan Guillermo Ruiz Hernández, alias “El Titi”; operan ilegalmente con la ayuda de Jorge Alberto Álvarez Mendoza, Subprocurador General de Justicia del Estado en Tijuana; de Carlos Alberto Ferre Espinoza, Juez Segundo de lo Civil del partido judicial de Tijuana; y de Juan Carlos Constantino Ortega Veiga, Juez Noveno de lo Civil en Tijuana y de Jorge Armando Vázquez, Presidente del Poder Judicial en Baja California.

Para lograrlo utilizan un conflicto legal interno de Rendichicas y, con brechas legales y con poderes legales falsificados, promueven medidas cautelares en contra de la empresa, tales como el congelamiento de cuentas bancarias, toma de estaciones a la fuerza con personal de Gasmart ocultando su identidad, y nombramiento de interventores ajenos a Pemex para desconocer la administración de la empresa y concederle los derechos de compra y pedidos de combustible.

Esta situación ha sido aprovechada por el grupo de abogados de “el Titi” y sus secuaces, para encabezar la estrategia legal y apoderarse ilegalmente de las gasolineras de Rendichicas, en contra de las fuentes de empleo que genera la empresa en favor de las mujeres que trabajan ahí.

Monitor Nacional

TAGS: , ,