Monitor Nacional
Hábitos destructivos
El legado de México | Cassandra Murillo
10 de junio de 2016 - 12:03 pm
MANOS
Es posible ayudar a aquellas personas que sufren de hambre cambiando los hábitos de ciertas empresas.

El número de personas que padecen hambre en el mundo sigue siendo demasiado alto.

Según la Organización de las Naciones Unidas (2014) alrededor de 805 millones de personas siguen padeciendo hambre. Y es que a pesar de los múltiples esfuerzos que distintas organizaciones han puesto por terminar con este problema aún se tiene un largo camino por recorrer. Pero quizás además de estos esfuerzos se necesitaría mirar a otro ámbito que juega un papel de suma importancia, la distribución y aprovechamiento de los recursos. Ya que el problema no radica en que no existe suficiente comida en el mundo o que no alcancen los recursos, el problema se encuentra en la mala distribución de ellos y su desperdicio.

“Waste” es un video de YouTube en donde se explica el impacto que nuestros hábitos de consumo tiene sobre otros. El video muestra cómo para producir algo tan simple como lo es un hamburguesa o algún corte de carne se utilizan cientos de litros de agua potable que podría ser utilizada por aquellos que no pueden consumirla. De igual manera menciona cómo la comida que se desperdicia podría utilizarse en proporción para aquellas personas que padecen hambre.

Y es que es muy difícil cambiar dichos hábitos de la noche a la mañana, pero sí es necesario un reajuste en la manera en que satisfacemos nuestras necesidades y la distribución que hemos creado y que no es justa. Ya que deja a aquellos más vulnerables sin la oportunidad de tener un pleno goce de sus derechos humanos más básicos, como lo es la alimentación. Empezar  poco a poco ya es algo, procurar que nuestros productos utilicen la menor cantidad de agua, así como que sean menos contaminantes es comenzar a tomar acción. Sin duda no es lo único que puede hacerse, pero sí es un gran paso que podemos tomar.

El video Waste muestra una realidad que nos hace partícipes a todos en la erradicación del hambre mundial, y que nos muestra cómo en los países industrializados existe una gran cantidad de recursos y alimentos desperdiciados  que lograrían terminar con el hambre de millones de personas si fuesen empleados de manera correcta. Éste nos hace tomar consciencia acerca de nuestros propios hábitos y de los efectos que estos pueden tener sobre otros afectando su calidad de vida por una distribución generada por nosotros y para nosotros.

TAGS: , ,