Hay en el mundo, dos poderes: la espada y el espíritu. El espíritu siempre ha vencido a la espada: Napoleón Bonaparte

Nace hoy, primero de diciembre de 2018, una nueva columna de corte político y empresarial. Con información fina, lo que no se publica en ningún otro lado tanto del mundo político como del corporativo. Nace con una misión: ser un espacio de oxigeno que publicará lo que sabe, lo que piensa y lo que cree sin ambigüedades ni cortesías, en favor de la justicia y la democracia participativa. Sin apetitos personales, sino ambiciones nacionales: un mejor país para todos, particularmente para quienes más lo necesitan.

Hay en el mundo, dos poderes: la espada y el espíritu. El espíritu siempre ha vencido a la espada: Napoleón
Bonaparte

  • Y finalmente se llegó el día: este 1 de diciembre tomó posesión como Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, luego del triunfo contundente de la pasada jornada electoral.
  • ¿Qué tan diferente será este nuevo gobierno en el fondo? Eso aún está por verse, pero luego del resurgimiento de figuras del sistema político que pensamos habían quedado atrás, algunas “casualmente coyunturales”, como Elba Esther Gordillo; y otras abiertamente de la mano del Movimiento de Regeneración Nacional, como Napoleón Gómez Urrutia y Manuel Bartlett Díaz, quedan dudas muy fuertes de que realmente haya cambios de fondo en el viejo sistema.
  • Lo que claramente tendrá un cambio radical será “el estilo” de gobernar. Un nuevo modo de comunicar. Serán constantes las escenas como las que vimos del Presidente hincándose ante brujos y chamanes, transportándose en vehículos clasemedieros, volando en vuelos comerciales, caminando lejos de la seguridad militar… los modos serán, definitivamente, otros. El cambio contundente de este gobierno será el mensaje, la forma… pero en política la forma es fondo, y la percepción termina convirtiéndose en realidad.
  • Atentos habrá que estar a las figuras que surjan como opciones de contrapeso, porque la oposición está reducida a su mínima expresión. Parece, más bien, que personajes como Enrique Alfaro (Gobernador de Jalisco), Javier Corral (Gobernador de Chihuahua) o, sobretodo, Gustavo de Hoyos (Presidente de Coparmex) pueden ser voces contundentes que equilibren.
  • Por lo pronto, entre el sector corporativo ya toma fuerza un cambio estratégico en la máxima representación de los empresarios de México: pronto llegará Carlos Salazar, exdirector general de Femsa. La situación política del país hizo que los empresarios tomaran una decisión que, de entrada, es poco común, pues impulsan como representante del CCE a alguien que no viene de los organismos empresariales, sino de una de las empresas más grandes de México y con el respaldo del famoso G-10, donde se aglutinan las empresas regias de mayor peso económico y también político en el estado; pero también ya con el respaldo de la mayoría de los integrantes del Consejo, por lo que prácticamente es un hecho que será el próximo líder de los empresarios.
  • Así pues, al poder que tiene López Obrador hoy se le comienzan a asomar algunas figuras que bien podrían comenzar a incomodarlo, surgidas desde el sector empresarial principalmente. Ya veremos si es cierto que Salazar y De Hoyos realmente ejercen una función responsable de contrapeso democrático…

En Negro y Blanco

La espada: El vicio de concentrar el poder y su megalomanía serán el filo en contra.

El espíritu: Una sociedad que ama a su país no permitirá que se pierda.