Monitor Nacional
Hollande pide mayor implicación contra el terrorismo y la crisis migratoria
Internacional | Redacción
25 de agosto de 2015 - 9:27 am
Hollande-Monitor Nacional
Hollande dejó claro que la solución pasa también por “una política activa de codesarrollo”

Ciudad de México.- El presidente de Francia, François Hollande, advirtió hoy que el combate contra el terrorismo y la gestión de la crisis migratoria, vistos como los dos principales retos que afronta Europa en la actualidad, requieren una mayor implicación, firmeza y solidaridad.

Esos fueron los tres principios que marcaron el discurso lanzado en París ante el cuerpo diplomático francés, en el que recalcó que el terrorismo no había alcanzado desde hace décadas el actual nivel de “barbarie y gravedad”, lo que obliga a estar preparados para nuevos ataques.

La seguridad de Francia, según destacó, se juega en primer lugar en el interior de sus fronteras, con el refuerzo de las fuerzas del orden y de los servicios de información, pero también en el exterior, ante la existencia de grupos como el Estado Islámico (EI) o Boko Haram.

“El recurso a la fuerza es necesario (…), pero el compromiso militar nunca será suficiente por sí solo, porque el terrorismo se nutre del caos político”, sostuvo el jefe del Estado, que instó a “una toma de conciencia general” porque todas las potencias y actores, en su opinión, están amenazados.

Fruto del “caos libio” o del conflicto sirio, apuntó, es el actual flujo de refugiados que llega a Europa. Ante ese reto, hizo un llamamiento para no creer en aparentes “soluciones milagro” como el restablecimiento de las fronteras nacionales.

“Es una superchería. Debemos actuar a nivel europeo e internacional, con humanidad y firmeza, para responder a las urgencias humanitarias, organizar la acogida, asumir nuestras obligaciones en materia de asilo, luchar contra las redes criminales de tráfico” y expulsar a los inmigrantes económicos irregulares, indicó.

Esa misma idea defendió ayer en Berlín en una reunión con la canciller alemana, Angela Merkel, en la que instaron a Italia y a Grecia a abrir este mismo año los centros de registro de refugiados y abogaron por una política de asilo común en la Unión Europea (UE) basada en la solidaridad y el reparto por cuotas.

Hollande dejó claro que la solución pasa también por “una política activa de codesarrollo” con los países de origen, y secundó la propuesta de la Comisión Europea (CE) de crear un fondo dotado con más de 1.000 millones de euros en apoyo de las economías del Sahel.

Su intervención ante los embajadores franceses en el extranjero le sirvió para recordar la postura francesa ante otras de las principales cuestiones de actualidad, como la relación abierta con Irán tras el acuerdo sobre su programa nuclear, que suscita esperanzas, dijo, “que no deben ser ilusiones”.

El presidente renovó además la disposición francesa de cara a la resolución del conflicto palestino-israelí, sobre el que propuso “ampliar el campo de la responsabilidad internacional “con un grupo de apoyo” que además del Cuarteto (EE. UU., Rusia, UE y la ONU) incluiría a los países árabes y europeos “que quieran implicarse”.

En presencia de parte de su Ejecutivo, dejó claro además que la guerra ya no es algo que ocurre lejos, como lo demuestra el conflicto en el este de Ucrania, y defendió que “cuando se cuestionan los fundamentos de la seguridad colectiva, debe aportarse una respuesta rápida y firme”.

En esa línea, avanzó que se está organizando una próxima reunión en París con el presidente ruso, Vladímir Putin, en la que participen también los otros dos integrantes del llamado formato de Normandía: Merkel y el jefe de Estado ucraniano, Petró Poroshenko.

“Le corresponde a Francia proponer, con Alemania, iniciativas que puedan permitir avanzar”, añadió también en referencia a Grecia y la gobernanza de la eurozona, sobre la que pidió mecanismos simplificados o un gobierno económico que pueda “a la vez hacer respetar las reglas y actuar por el interés” de todos.

Información de EFE

TAGS: , ,