Monitor Nacional
Huella de carbono
Portada | Priscila Lares
13 de abril de 2016 - 12:50 pm
Fotolia_27515452_Subscription_Monthly_XL1
La huella de carbono es la suma total de los gases de efecto invernadero causadas directa o indirectamente por un individuo, organización, evento o producto

La semana pasada realicé en una clase la tarea de calcular mi huella de carbono. La huella de carbono no es más que la suma total de los gases de efecto invernadero (GEI) causadas directa o indirectamente por un individuo, organización, evento o producto.

Recordando que son los GEI “son gases que se encuentran presentes en la atmósfera terrestre y que dan lugar al fenómeno denominado efecto invernadero. Su concentración atmosférica es baja, pero tienen una importancia fundamental en el aumento de la temperatura del aire próximo al suelo, haciéndola permanecer en un rango de valores aptos para la existencia de vida en el planeta” (CRICYT 2016).

Para conocer cuál era mi huella de carbono busqué una calculadora para medir esto. Al principio, la calculadora pide que se informe de qué país eres, la página dice que esto se solicita porque así les permite ofrecer una comparación de mi huella de carbono con la media por persona del país que pertenezco y ajustar las unidades de la calculadora.

Después se pide que se ponga por cuánto tiempo se va a realizar el cálculo, se informa que generalmente se hace de los últimos 12 meses, sin embargo yo decidí hacerlo más preciso y seleccioné 1 mes. El cálculo se divide en diferentes apartados: Vivienda, vuelos, coche, moto, autobús/tren secundaria que es enfocado al estilo de vida de la persona.

Al final de haber realizado los cálculos en cada apartado, la página te arroja la suma total de cada uno, la cual la unidad de medida es toneladas de CO2. Anteriormente ya había hecho el ejercicio de calcular mi huella de carbono. La semana pasada que de nuevo hice este cálculo, me hizo recordar que la huella de carbono en mi casa es algo elevada, el resultado realmente me sorprendió.

Considero que en México no tenemos la suficiente conciencia del gran impacto que hay en el medio ambiente al realizar nuestras actividades diarias, como sociedad tampoco nos ponemos a pensar en este impacto y el efecto negativo que tendrán nuestras acciones desmesuradas en futuras generaciones.

Desde hace unos cinco años para acá vengo escuchando en la sociedad que el clima de Guadalajara ha empeorado, que antes era más fresco, que hoy en día es muy caluroso. Sólo escucho quejas, pero no escucho soluciones.

Es necesario que las personas se hagan la pregunta de por qué es que esto ha sucedido. Justamente, por lo que hablaba al principio, las emisiones de los GEI. Entre más emisiones de estos, más aumentará la temperatura del suelo y por ende cada vez poco a poco irá incrementando la temperatura de nuestra ciudad.

Ahora, si nos ponemos a pensar en pequeña escala las causas que ha causado el cambio climatológico, a la huella de carbono por familia, hay que agregarle la deforestación, los botaderos de basura de la ciudad, el smog, la descomposición de desechos orgánicos e inorgánicos y muchos otros elementos que contribuyen al efecto invernadero.

Tanto en nuestra ciudad como en todo nuestro país, los mexicanos gozamos de muy buenas temperaturas durante todo el año, y esto a pesar de que comparándolas con otros países del mundo, en nuestro país no se toman medidas de gran impacto para beneficio de nuestro medio ambiente, como lo hacen en otras ciudades europeas.

En lo que va del año 2016 la temperatura más baja que se ha registrado según datos de CONAGUA, fue en el estado de Durango con una temperatura de 0.4°C y la más alta ha sido de 34.6°C en el estado de Campeche.

Me puse a pensar que no tengo por qué esperar más tiempo para empezar a hacer algo, aunque sean acciones pequeñas, deseo aportar mi granito de arena en mejorar la calidad de nuestro medio ambiente y de nuestra madre Tierra. La Organización Mundial de la Salud nos sugiere ciertas medidas sencillas que no sólo ayudan al medio ambiente sino también a nuestra salud.

A continuación se comentaran estas. En cuanto al transporte una de las medidas que se puede tomar es ir al trabajo o a la escuela compartiendo el automóvil con otras personas.

La parte de los alimentos es muy importante ya que se gastan grandes cantidades de energía en ganado y agricultura que generalmente la gente desconoce. Para este tema se puede la ingesta de productos animales, la preferencia de consumir productos locales y de temporada ya que estos requieren menos energía, el reciclado de la comida orgánica.

En la cuestión del consumo de energía se sugiere bajar la calefacción cuando se necesite ya que bajando la temperatura en tan sólo 1°C puede evitar la emisión de 300kg de CO2 al año, bajar la refrigeración, no calentar demasiado el agua, apagar las luces cuando no se necesiten, utilizar bombillas de bajo consumo y desenchufar el cargador del teléfono móvil cuando no se esté utilizando así como el de otros aparatos electrónicos.

Para el consumo de agua se debe de cubrir las ollas cuando se cocine, evitar consumir agua embotellada, cerrar el grifo mientras se hace el cepillado de dientes, utilizar la lavadora y lavavajillas sólo cuando estén llenos y utilizar la secadora sólo cuando realmente sea necesario.

Así pues con estas medidas tan simples que se sugieren y otras demás que existen, se puede hace un cambio considerable en nuestro medio ambiente. Urge que se comience a hacer algo por nuestra ciudad, por nuestro país, por nuestro hogar el planeta Tierra.

TAGS: , ,