Ver más de Internacional, Noticias

Ignoró familia hondureña consejo de no cruzar río hacia EU

La familia Salvadoreña migrante conformada por 3 miembros, Óscar Alberto Martínez Ramírez de 25 años, su esposa de 21 años, Tania Vannesa Ávalos y su pequeña hija Valeria de 23 meses, decidieron cruzar el Río Bravo para atravesar a EU a pesar de los consejos de otros migrantes que les dijeron que era muy peligroso hacerlo.

 

Xiamora Mejía, migrante centroamericana, relató el momento en que la familia salvadoreña llegó a Matamoros, Tamaulipas, durante el fin de semana. Mejía pudo hablar y advertir a la familia sobre el riesgo de cruzar el río ilegalmente ya que ellos mostraron interés en cruzarlo.

 

Mejía, explicó a los recién llegados que no podrían agregar sus nombres a la larga lista de familias que esperan para solicitar asilo en Estados Unidos hasta el día lunes. 

 

“Yo les noté a ellos muy nerviosos, asustados. Tenían pánico en su rostro”. “Ellos me preguntaron: ¿Usted no ha intentado cruzar el río?”, explicó.

 

Mejía trató de explicar a la familia que ellos no se arriesgan a cruzar el río, ya que las corrientes son muy fuertes y viajan con niños pequeños. 

 

“Yo no sé nadar y mis hijos sí, pero de igual manera no los voy a arriesgar”. 

 

El día domingo, la familia salvadoreña cruzó una popular senda para andar en bicicleta, que desciende por una pendiente a través de la maleza hasta llegar a la orilla del Río Bravo. 

 

El río no parece ancho en esa zona, posiblemente unos 25 o 25 metros, pero la vegetación que arrastra la corriente pasa bastante rápido, por lo que padre e hija perecieron. 

 

Sus cuerpos fueron recuperados este lunes por la mañana, tendidos boca abajo en la orilla río abajo. La escena fue capturada a través de una fotografía en donde se aprecia a la niña metida dentro de la camisa de su padre para protegerse. 

 

Con información de Milenio.