“Incertidumbre⬝ la palabra que define la relación de Estados Unidos y Cuba

Cuba ha empezado a experimentar lo que la mayoría de Latinoamérica ya pasó en las últimas décadas, la globalización llevada de la mano de USA. claramente la visión de Barack Obama sigue siendo como la de sus predecesores, la cual trata de ver la liberación de un pueblo oprimido con la llegada de las maravillas de Occidente.

       En aspectos tan importantes como el turismo, ya se ve la liberación de esta isla que antes de diciembre de 2014 nunca hubiera pensado contemplar. Las famosas aplicaciones como Airbnb ya se encuentran en varios celulares siendo utilizada para encontrar alojamiento en uno de los países más difíciles de hospedarse. Se contempla que el turismo incremente de 3 millones hasta 4.75.

       Con todo esto no solo sale ganando Cuba con el nuevo incremento de turismo, sino que también países como USA que ha sido de los primeros en fomentar que sus ciudadanos vayan a visitar las playas y ciudades cubanas. Este país en particular podrá hacer uso de su poder blando por llamarlo de una forma, el cual ayudará a exportar su cultura de equidad y libertad a este pueblo sumido desde la Revolución Cubana.

       Raúl Castro ha sabido comportarse a la altura de la nueva situación que está viviendo su país. Precisamente durante este año que está tocando a su fin, el quito el estatuto que prohibía el número ilimitado de renta de cuartos en casas cubanas por parte de extranjeros. Pero no todo puede avanzar tan rápido ya que de igual forma se puede llegar a cobrar impuestos que llegan hasta los $300 por mes, sin importar si tuvieron o no a alguien hospedandose.

       Pero no solo se trata de aplicaciones los que ya están haciendo fila para embarcarse en el mercado cubano. Empresas como Google, Priceline, Paypal, Stripe y Netflix, por mencionar algunas, ya se encuentran más que listas para cruzar el mar desde Florida. Sin embargo, no todo va a resultar tan sencillo ya que existen estadísticas que muestran que alrededor de sólo el 5% tiene un acceso libre a internet, con una velocidad de 52 kilobits por segundo, lo cual haría más que imposible ver una serie en Netflix estando en Cuba.

       El nuevo enfoque y estrategia que se está dando hoy en día no tiene que ser criticada tan ampliamente ya que no sabemos el resultado verdadero que podría tener. Evidentemente no era una opción seguir de la misma forma en que lo ha estado el país los últimos 50 años con los diferentes embargos económicos que ha tenido. Era el tiempo adecuado para cambiar de estrategia.

       Otro sector involucrado que está teniendo su auge a pesar de la mala infraestructura de Cuba son evidentemente las aerolíneas, ya que se han reportado que de suelo americano se han estado dando alrededor de 56 vuelos cada semana a ciudades tan variadas como lo son La Habana, Cienfuegos, Holguín, Santa Clara, Camagüey y Varadero. Pero aún existen compañías como American Airlines que consideran que es un poco premeditado hacer tanto papeleo para vender en Cuba cuando todavía existen varias regulaciones que hacen muy difícil un buen negocio.

       Las empresas de moda no se han quedado atrás como lo vimos en mayo de este año cuando la marca francesa Chanel se convirtió en la primera casa de modas de lujo en tener una pasarela en La Habana y claro todo lo que significó tan relevante acontecimiento.

       Sin embargo, no todos podrían estar tan contentos con estas nuevas relaciones entre USA y Cuba. Uno de los factores que posiblemente pudo haber llevado a los americanos a fomentar nuevamente las relaciones era para evitar el flujo constante de migrantes que intentan llegar día a día a la costa de Florida. Estaban muy equivocados de pensar esto, ya que evidentemente se ha visto un incremento con respecto a los migrantes cubanos en el estado de Florida, un aumento tan grande que no se había visto desde hace más de 20 años.

Los números nos muestran que durante el último año se registraron alrededor de 5396 detenciones de cubanos que querían llegar a Florida, el doble que el año anterior a éste mientras que otros 1,000 lograron entrar a USA.

       La razón por la cual el número ha aumentado es por la falta de consistencia que tiene la ley wet foot/ dry foot que en tiempos de la Guerra Fría sirvió para ayudar a los refugiados políticos que huían de Castro. Hoy en día ya no existen tales refugiados políticos que han tenido ahora un tinte más bien económico/social. Por esta razón y por la aparente normalización de las relaciones entre ambos países, se ve fuera de fecha tal ley que en su tiempo pudo ser un llamado a la defensa de los derechos humanos.

       Sin duda todo esto hace pensar a uno si se están tomando las decisiones adecuadas. Ya que se empiezan a circular historias de la agresividad con la que los cubanos intentan entrar en USA con acciones tan fuertes como ingerir veneno, hacerse daño o amenazar a menores en el mismo barco, con la intención de que la fuerza naval de USA tenga que acceder a dejarlos entrar en territorio, teniendo la oportunidad de nacionalizarse.

       Será cuestión de tiempo ver como siguen las cosas tanto en Cuba, como en la costa de Florida y todo Estados Unidos.