Monitor Nacional
Incidencia pública
In-Pulso SocioPolítico | Maria E Plaza
9 de noviembre de 2015 - 9:11 am
Propuesta-MN
Frase sobresaliente: Hoy en día, para diferentes sectores económicos, políticos e incluso, entre el sector social, el tabú de la incidencia en políticas públicas por parte de las organizaciones de la sociedad civil no parece ser el fin último del cauce social. Sí, el seguimiento del anhelado proceso de la Gobernanza es un discurso que ha seguido su motor y que, como en la mayoría de las ocasiones, no ha versado sobre su amplio conocimiento y su mejor expresión en acciones prácticas.

En una continuación de la reflexión de la semana anterior, me quedo con la perspectiva de la incidencia pública como parte de las funciones vertebrales de las acciones de las Organizaciones de la Sociedad Civil; aunque está afirmación parece una obviedad, no lo es del todo.

Hoy en día, para diferentes sectores económicos, políticos e incluso, entre el sector social, el tabú de la incidencia en políticas públicas por parte de las organizaciones de la sociedad civil no parece ser el fin último del cauce social. Sí, el seguimiento del anhelado proceso de la Gobernanza es un discurso que ha seguido su motor y que, como en la mayoría de las ocasiones, no ha versado sobre su amplio conocimiento y su mejor expresión en acciones prácticas.

El creciente profesionalismo de la sociedad civil parece polarizar la relación de ella misma con las acciones gubernamentales en el desarrollo de las políticas públicas; está importante brecha también es compartida por otros sectores del espacio social que, en el marco de una tímida democratización, no logran insertarse en la dinámica de las acciones de las organizaciones de la sociedad civil en un marco de intercambio y desarrollo.

Hoy en día, existe un doble discurso en las actividades cotidianas bajo la construcción de políticas públicas: la necesaria coordinación con las peticiones de la sociedad civil y el desconocimiento de sus procesos y actividades. No sobra decir que este discurso no es limitativo a la esfera gubernamental: incidir en políticas públicas sigue siendo, a pesar de los esfuerzos, un proceso con claros-oscuros que pierden comprensión precisa en el objetivo.

Invitar a tomar la incidencia como un elemento vital de cualquier organización de la sociedad civil depende directamente de dos importantes factores:

Político: es un elemento de retroalimentación e incluso, a pesar de la concepción negativa que rige el escenario del concepto de incidencia, la apuesta de la incidencia social para mejorar las políticas públicas puede ser una importante área de oportunidad de mayor peso a favor del fortalecimiento democrático. Incluye por supuesto, el desarrollo de la Gobernanza y la propuesta de redes en su forma de gobernar.

Social: en el escenario social se incluyen las organizaciones de la sociedad civil y también, diversos actores que incluyen en su actividad diaria el conocimiento que sus acciones pueden generar mejoras en el ejercicio gubernamental. Por supuesto, en este escenario, la profesionalización es un común denominador que une a todos los grupos dispuestos a generar incidencia (de forma positiva) en las políticas públicas.

Queda mucho por trabajar en lo incidencia en políticas públicas; no hay un método preciso para que las propuestas e informes de las organizaciones de la sociedad civil reciban un canal preciso y certero de su acciones, una prueba de que sus esfuerzos resuenan en las acciones implementadas en el área gubernamental. Entonces, la pregunta obligada, ¿en qué momento estamos en este proceso de participación democrática tan anhelada por los ciudadanos? La respuesta, por supuesto, es abierta al apreciable lector.

TAGS: , , , ,