Infidelidad

Existen personas que aún con pareja, van por ahí teniendo relaciones sexuales con otras; ¿será que es obsesión, costumbre o vacío?

Desde que entré a la secundaria mantuve en la mente la idea de encontrar un amor fiel, sincero, cuidadoso y apasionado; con el paso de los años descubrí que el amor en mis noviazgos nunca cumplía, más que con la pasión y eso me llevaba al fracaso.

Cuando hablo de pasión no me refiero a relaciones sexuales, me refiero exclusivamente a esos romances en donde el uno está dispuesto a demostrar inmensamente su amor por el otro; correr y pedir perdón, regalar cosas muy ostentosas o viajar de un país a otro con la idea de estar con el ser amado. ¿En serio el amor necesita pasión o locura?

La respuesta a todas estas preguntas que surgen del amor, NO las vamos a encontrar en ningún librito como el de “Por qué los hombres aman a las ca$%*#”; la realidad es que sólo nosotros sabremos si nuestras emociones son reales por la otra persona. Una de las cosas que yo siempre he considerado el factor más importante de las relaciones amorosas de pareja es “el deseo físico⬝

¿Viviste alguna vez una infidelidad? Debo decirte que yo sí, casi en todas mis relaciones sufrí de desconfianza y terminé por ser engañado, quizá se cansaron de mi manera de querer controlar todo y de NO disfrutar la relación como tal. Una cosa que es súper indispensable para que tengamos intimidad con una persona es la atracción, el deseo físico-sexual; por lo que entonces me di cuenta que si nuestra pareja nos desea lo suficiente, entonces aunque vea a miles de personas mejores, no le interesarán.

Acompañado del deseo obviamente vienen los sentimientos, el cariño, el amor, la estabilidad y la plenitud, que puede hacernos sentir la pareja; pero en definitivo mantener el deseo vivo es esencial para que la relación perdure. Un beso, una caricia, un mensaje o a veces un detalle pequeño; puede orillarnos a desarrollar más afinidad con nuestra pareja.

Yo sé de algunos casos en donde la pareja es sumamente feliz; pero ya no les atrae sostener intimidad, se sienten muy contentos estando juntos, pero desean a otros. Respeto las miles de formas y expresiones de amor hoy en día, como los swingers o los poliamorosos; pero yo creo que a quienes nos gusta ser exclusivos de una persona, tenemos que evitar llegar a la parte de “es más fuerte la costumbre que el amor⬝.

Una vez que exista una infidelidad y se descubre por parte de alguno, lo mejor es hablarle de frente y si hay solución seguir adelante; pero si ese deseo por otros lo tienes continuamente o tu pareja lo tiene continuamente, quizá es momento de que se tomen un espacio y cada quien agarre camino.

Hay que recordar que el amor es algo noble, maravilloso y único; si te están poniendo el cuerno y no quieres asimilarlo, es momento de que pienses ¿qué pasaría si tu pareja por estar con otras personas, se contagia de VIH o de alguna ETS?  Ahora sí suena feo ¿verdad?

Antes que entregarle el alma, el corazón y la contraseña de Facebook a alguien; hay que recordar que para amar, primero debemos sentir respeto por nosotros mismos y ya después que venga lo que tenga que venir.