Ver más de Internacional

Julio Cortázar, el escritor que nos envuelve entre la magia y lo cotidiano

Ciudad de México. Hoy conmemoramos el fallecimiento de uno de los escritores más importantes de las letras hispanoamericanas, Julio Cortázar, quien con sus cuentos, novelas y poesías dejó una profunda huella en la literatura.

Nació el 26 de agosto de 1914 en Bruselas, sin embargo, a los cuatro años volvió a Buenos Aires, la tierra natal de sus padres. Tiempo después cambió su residencia a París. Es en estas dos ciudades donde escribió algunas de sus obras más importantes como “Rayuela”. 

Falleció el 12 de febrero de 1984 a los 69 años en París.

Rayuela narra la historia de Horacio Oliveira y “La Maga” de forma tal que juega con la subjetividad del lector. Muchos llamaron a esta obra como una antinovela, aunque él prefería llamarla contranovela. Puede leerse de diferentes formas, es como si fuera un libro con muchos libros.   

A continuación recordamos algunas de las frases de esta obra.

“Andábamos sin buscarnos, pero sabiendo que andábamos para encontrarnos”.

“Cada vez sospecho más que estar de acuerdo es la peor de las ilusiones”.

“Como no sabías disimular me di cuenta en seguida de que para verte como yo quería era necesario empezar por cerrar los ojos”

“Oh mi amor, te extraño, me dolés en la piel, en la garganta, cada vez que respiro es como si el vacío me entrara en el pecho donde ya no estás”

“El amor no se elige, te elige… Un día te das cuenta que no soportas vivir sin él, que cuando estás con él piensas que dentro de un rato él se irá y lo besas con tanta pasión como si ese beso fuese a parar el tiempo o a darte más minutos con él. El amor ya te escogió y tu tienes que dejarte llevar. Luego se acaba y cuando pierdes, el miedo vuelve a empezar…”

 

En su narrativa siempre estuvo presente el erotismo.

“Me basta mirarte para saber que con vos me voy a empapar el alma”

“Ven a dormir conmigo: no haremos el amor, él nos hará”

“Lo que me gusta de tu cuerpo es el sexo. Lo que me gusta de tu sexo es la boca. Lo que me gusta de tu boca es la lengua. Lo que me gusta de tu lengua es la palabra”

“Procuremos inventar pasiones nuevas, o reproducir las viejas con pareja intensidad”