Monitor Nacional
La alimentación de los mexicanos
BienESTAR | Redacción
15 de septiembre de 2015 - 7:32 am
AlimentaciónMexicanos-MN
Existen 6 tareas que deben completarse para poder abordar el tema de la obesidad y el resto de las enfermedades no transmisibles

Ciudad de México.- La obesidad y el sobrepeso son dos enfermedades que pertenecen al grupo de los padecimientos no transmisibles, es decir, son desencadenados por malos hábitos de vida, alimenticios, o por la degeneración de tejidos y órganos.

A diferencia de las enfermedades transmisibles, estas pueden ser prevenidas o aceleradas por el hombre.

Esta situación cambió a mediados del siglo XIX con la aparición de las vacunas y a principios del siglo XX, con el descubrimiento de los antibióticos; así, la humanidad aprendió a combatir eficazmente muchas de las enfermedades transmisibles.

Antes de las vacunas y antibióticos, pocos era lo que se podía controlar para evitar que las enfermedades víricas y bacterianas diezmaran a la población del mundo, pero hoy en día, enfermedades como la diabetes, cardiopatías, sobrepeso y obesidad, son padecimientos que discapacitan a las personas y saturan a las instituciones de servicios de salud pública a nivel global.

La diferencia entre un tipo y otro de enfermedad es que en algunas, hay factores sociales que influyen directamente en el control o proliferación de estos padecimientos. En México, uno de los puntos más importantes es la calidad de la alimentación.

Datos sobre la alimentación en el país

  • En 1960, el mundo rural representaba casi la mitad de la población.
  • Para 2010 la población rural disminuyó al  22% del total.
  • Un 78% de la población se encuentra en asentamientos urbanos
  • En 1965 las necesidades energéticas por persona se calculaban en 2,092 kcal/día.
  • Ese mismo año la ingesta diaria promedio excedía en 534 kcal a la cantidad recomendada.
  • Para el año 2000,  el consumo de calorías en México fue de  977 kcal/día, por arriba de lo sugerido para ese año  y casi el doble del número de kcal/día extras registradas en 1965.

El consumo de alimentos ricos en grasas, azúcares y sales de la dieta del mexicano, es la causa del drástico incremento de calorías consumidas al día.

Si tomamos en cuenta que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad es causada por un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas, resulta imperante que se generen estrategias para ayudar a los mexicanos a que hagan conciencia sobre la importancia de prestar atención a lo que comen y así evitar el desarrollo de este cuadro y sus posibles complicaciones.

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA), existen 6 tareas que deben completarse para poder abordar el tema de la obesidad y el resto de las enfermedades no transmisibles, desde la perspectiva de la alimentación para poder proteger la salud de los mexicanos, las tareas son las siguientes:

  • Reducir el número de personas en situación de pobreza.
  • Mejorar la educación de las personas.
  • Fomentar la práctica de actividad física.
  • Promover la alimentación saludable.
  • Fomentar el consumo de agua simple.
  • Mejorar la convivencia familiar.

Completar estas tareas demanda un esfuerzo titánico y una organización precisa de organismos de salud, gubernamentales o privados, para lograr un plan integral que las observe, por lo que la OMS propone comenzar a trabajar con uno mismo y tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Limitar la ingesta energética procedente de la cantidad de grasa total y de azúcares diarios.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos.
  • Realizar una actividad física periódica ( 60 minutos diarios para los jóvenes y 150 minutos semanales para los adultos).

Tomar control sobre nuestra propia salud nos ayuda a evitar la obesidad y con ello evitar formar parte de las estadísticas de personas víctimas de enfermedades prevenibles.

Con información de Canacintra

 

TAGS: , , ,