Ver más de Nacional

“La ayuda no llega” reclaman en Oaxaca

Ciudad de México.- 

Ante las reiteradas denuncias por la “politización” en la entrega de apoyos para las personas que resultaron afectadas por el sismo que se registró la noche del pasado jueves 7, los gobiernos federal y estatal acordaron que sean las Fuerzas Armadas las que se encarguen de distribuir la ayuda humanitaria en los 41 municipios dañados.

A cuatro días del terremoto de 8.2 grados en la escala de Richter, que en la entidad ha dejado 76 muertos, 12 mil casas dañadas y más de 800 mil personas con afectaciones diversas, el secretario de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong y el gobernador Alejandro Murat Hinojosa instalaron este lunes una comisión de delegados federales y estatales “que atenderán con prioridad” cada una de las localidades.

Y tomando en cuenta que entre los pobladores hay desesperación y hasta enojo por la descoordinación y la falta de apoyo, señalaron que la misión de cada delegado “será evaluar los daños y levantar el censo de las casas y comercios afectados para acceder a los recursos del Fondo Nacional Desastres (Fonden)”.

En diversas comunidades, como Unión Hidalgo, un grupo de personas increpó al secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, a quien reclamaron la insensibilidad del presidente municipal Wilson Sánchez Chevez, del Partido del Trabajo, porque –dijeron– no se ha dignado a ayudar a sus paisanos.

No obstante, la ayuda humanitaria supuestamente distribuida por el gobierno no se ha visto en poblaciones dañadas por el sismo, incluido Juchitán, además de Unión Hidalgo, Ixtaltepec, Chicapa de Castro, Ixtepec, Tehuantepec y Santa María Xadani, que se quejan del “abandono gubernamental”.

Por lo pronto, el secretario de Agricultura, José Calzada Rovirosa, informó que más de mil 800 elementos del Ejército Mexicano se encuentran distribuidos en la región del Istmo, y “se ha iniciado con las tareas de captación y entrega de apoyos provenientes de las distintas dependencias del Estado, organizaciones civiles y otros, para evitar que las despensas puedan ser utilizadas como botín político o se caiga en especulación con los mismos”, apuntó.

Afectados realizan bloqueo vial en demanda de ayuda

Casi un centenar de habitantes de la colonia 5 de Abril realizó un bloqueo en la carretera Juchitán-Ixtepec para exigir a las autoridades estatales y municipales atención, debido a que su vida se encuentra en peligro tras al terremoto del jueves pasado y aún no han recibido ayuda.

En esa colonia popular ubicada en inmediaciones del centro de Juchitán están en riesgo alrededor de 120 familias que viven en la intemperie, entre el monte y a expensas de las víboras o que se les caiga una barda.

Esta acción obligó a las autoridades estatales a acudir a la protesta para desbloquear la carretera.

.