Monitor Nacional
La capacidad de sorprenderse
El Quasar sin galaxia | Cosmic Marin
2 de septiembre de 2016 - 2:45 pm
1
Lo que intento hacerle entender es que se cuestione a sí mismo, si aún tiene la capacidad de sorprenderse o no

Disculpe usted la tardanza, tuve una crisis existencial de esas que casi nunca pasan. Verá usted, hace un par de semanas creí ver una coma de luz blanca cerca del Sol, evidentemente, creí que era un cometa, no obstante, mi tiempo de observación fue muy corto, ya que iba en transporte público, en segunda, el Sol estaba a punto de abandonar la nube que lo cubría para brillar con plenitud sobre mi cara y finalmente, no tenía forma de quitar los edificios altos que me cubrían la vista.

Hice una investigación rápida, pero muy mal hecha con lo primero que encontré (hasta parezco nueva), creí que era un cometa llamado Catalina –que estuvo de hecho, cerca de la tierra en enero de este año (que sí, hablé de él en una columna, si no me falla la memoria). E incluso publiqué en twitter un estado sobre eso.

Qué mal hice. Resulta que la coma que vi no era más que una nube, me percaté del asunto profundizando más en mi investigación –luego del twit me entró la duda-, perro justamente, le cuento esta historia para decirle que dentro de mi gravísimo error de confundir una nube brillante con un cometa, está la ciencia.

¿Recuerda usted cómo nos enseñaban el método científico? Pregunta, Observación, Hipótesis, Investigación, Experimentación, Resultados y comprobación –comparación con el fenómeno-. Puede que esté bien o esté mal el resultado luego de la comparación, el punto es nunca dejar de preguntarse.

A lo que voy con esto: ¿cuántas veces usted ha observado algo inusual y se ha detenido a pensar sobre él? Lo que intento hacerle entender es que se cuestione a sí mismo, si aún tiene la capacidad de sorprenderse o no.

Pues verá, esta semana pasaron varias cosas, justamente en la madrugada de ayer (jueves) hubo una lluvia de estrellas conocida como las “Alfa Aurígidas” que aunque no es tan espectacular como las Perseidas, es digna de nuestra atención por el simple hecho de ser un evento tan hermoso. De verdad, usted no puede dejar este mundo sin haber visto una lluvia de éstas.

1

También, ocurrió otro de los espectáculos más bellos y dañinos para la vista del universo: un eclipse anular de Sol, recuerde: un eclipse es cuando un cuerpo cubre parcial o totalmente a otro, proyectando su sombra en un tercer cuerpo.

Lamentablemente, sólo se pudo ver en partes del sur de África, Brasil, Antártida, Indonesia, Australia y Canarias. En México, podremos ver un eclipse parcial el 21 de Agosto de 2017, otro igual el 14 de Octubre de 2023, uno más pero total el  8 de Abril de 2024 (aunque los científicos dicen que será total sólo para algunos estados).

2

Asimismo, salió una noticia que a muchos les ha alegrado el año: encontraron un planeta probablemente habitable a cuatro años luz de nosotros. Lo bueno, está tan cerca, que puede existir una comunicación por medio de la luz, lo malo, sólo la luz y no nosotros puede viajar tan rápido, así que tendremos que esperar a que se desarrolle la tecnología aún más rápido para poder conocerlo de una forma más directa.

Verán, existe un sistema triple de estrellas en la constelación del centauro, formada por Alfa, Beta y Próxima Centauri, ésta última, es la más cercana a nosotros. La cuestión aquí, es que es una estrella como nuestro Sol, pero un tanto más vieja, es una enana roja. Esto es, ya lleva más o menos ¾ partes de su vida consumida. Eventualmente se transformará en una enana blanca del tamaño de un planeta y finalmente morirá como una enana café, perdiendo todo su brillo y su gas, quedando sólo un núcleo pequeño de hierro sólido.

En fin, mientras esos miles de años pasan –porque el proceso de muerte de las estrellas es muy largo-, Próxima Centauri tiene algo que le conocemos como exoplaneta: Próxima B, fue observado por astrónomos liderados por Guillem Anglada-Escudé, detectando una anomalía en la órbita de la estrella provocada por el campo gravitatorio del exoplaneta, esta detección arrojó que Próxima B tarda sólo once días en darle la vuelta completa a su estrella y que además, tiene un tamaño poco mayor al de nuestro planeta.

3

Esta es Próxima Centauri –la más brillante de la foto-. Legalmente, es la estrella más cercana a nosotros.

Este caso en particular, la estrella está muy cerca del planeta. En caso de ser un Sol como el nuestro, el planetita sería extremadamente caliente, pero, al ser una estrella vieja, curiosamente lo coloca en algo llamado “la zona habitable” que es el punto exacto donde un planeta probablemente tendría las condiciones perfectas para albergar vida.

El problema principal, de todas las esperanzas que se tienen sobre ese planeta –que si tiene atmósfera, que si hay agua, que si puede evitar los rayos X con su campo magnético, etc-, es la distancia. Actualmente se necesitarían unos 30,000 años para llegar a Próxima B. Como ya habrán visto, Hawking (el astrofísico), Zuckerberg (el CEO de Facebook) y Milner (el ruso multimillonario), pretenden construir naves pequeñas –del tamaño de una lata-, con la finalidad de que lleguen en 20 años. La cuestión, es cuánto tiempo tardarán en desarrollar el proyecto. Probablemente nosotros no vivamos para verlo.

Y bien, espero que haya podido sorprenderle luego de mi horrible ausencia. Les dejo con esta frase de Einstein que me ayudó mucho en mi crisis.

“Locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes”— Albert Einstein

TAGS: , ,