Ver más de Opinión

La Corrupción en México y en morena

 

De qué sirve que la Fiscalía General de México empiece a combatir la corrupción que genero casos como “La estafa maestra” y “Odebrecht”, si especialistas dudan que esto sea a partir de la autonomía de dicha institución y más bien sea por indicación directa del Presidente de la Republica, entonces por lo tanto estarían normalizando la corrupción y estarían afirmando que hay una “cacería de brujas”.

A mi parecer esta correcto que se empiecen juicios contra la elite política que ha generado daños permanentes a nuestro país por su baja ética como funcionarios públicos y de Estado, recordemos que la corrupción en México cuesta del 1% al 10% de nuestro Producto Interno Bruto (PIB), donde ese dinero pudo ser invertido en infraestructura de salud, vías y caminos y educación.

Pero de qué sirve todo esto, si también estamos viendo casos de corrupción internamente en morena, donde la “Comisión de Honor y Justicia” no mete ni las manos y vemos la imposición de candidatos y las falsas encuestas de Yeidckol, el nepotismo de la elite política como el de la familia Lujan, el cacicazgo de la familia Ballesteros o el asqueroso sistema de botín que vemos aplicar en los Estados de la república, que este se refiere a la noción de que los puestos de gobierno y las prebendas, los salarios, los poderes de estos puestos son en realidad un botín de guerra a disposición de quien logre ser electo como una autoridad y que le permite a este grupo político pues nombrar a sus allegados, a sus aliados en las distintas posiciones del gobierno en la administración pública.

Decíamos que éramos diferentes, pero nos convertimos en lo que juramos destruir ya que estos sistemas de corrupción siguen siendo claros ejemplos de corrupción en nuestro país, y que vemos que se repite en cada ciclo electoral, donde vemos salir a los viejos y entrar a los nuevos. Además de que seguimos con legados autoritarios como el particularismo y el corporativismo.

Parece que en México nos cuesta hablar de corrupción porque este no es un problema gubernamental sino social ya que las víctimas y victimarios son los mismos (funcionarios, empresarios y ciudadanos), además de que la cultura política en México es casi nula, y se caracteriza por ser de tipo parroquial, ya que lastimosamente el mexicano es distante y no es consciente de los fenómenos políticos y sociales que surgen a su alrededor, el caso más común es la baja participación de la ciudadanía en las elecciones llámese locales o federales, aunque también la participación ciudadana no se debe limitar a solo ejercer el voto, también se encuentran la debilidad de los procesos deliberativos sustentados en el más pleno acceso a la información pública y la carencia de medios para exigir cuentas a las autoridades, en el más amplio sentido de esta expresión. Es penoso que el mexicano se caracteriza por no tener conocimiento ni interés en la política cuando esta es parte fundamental de nuestra vida diaria ya que esta la encontramos en la familia, la escuela y en el trabajo; podemos constatar y ver la decadencia de nuestra cultura política gracias al estudio que viene en el Programa ENCCIVICA donde la ciudadanía no sabe que es democracia y que también el ciudadano mexicano menciona que se sentirían mejor en un régimen autoritario.

Para rematar, pero me conforta que hace unos días Paco Ignacio Taibo II menciono que “Morena perdió su esencia social y se convirtió en un partido blandengue, electoralista y buscachambas, que cada vez está más burocratizado, también menciono que es un desmadre, es asqueroso, está trabado burocráticamente, está trabado reglamentariamente, en los niveles dos y tres la corrupción sigue imperando, ya no les digo en nivel 4. Todo es difícil en el simple camino de servir al pueblo. No nos esperábamos francamente esto, hay un proceso de lentitud, Andrés sigue bombardeando desde la mañanera, propuesta tras propuesta, pero el aparato del Estado no se mueve a la velocidad que se mueve Andrés”.

Twitter; @Roy_Gonzalez19