Monitor Nacional
La Corrupción y los derechos humanos
Portada | Alicia Espinoza
14 de abril de 2016 - 6:25 pm
shutterstock_141755542
El estrecho lazo de la corrupción y el respeto a los derechos humanos en dicho país es una línea delgada

El estrecho lazo de la corrupción y el respeto a los derechos humanos en dicho país, es una línea delgada donde esto significa que país que sufre de corrupción, país que no se respetan los derechos humanos.

Esta ecuación de un gobierno sin corrupción es igual a el respeto de los derechos humanos, es la ecuación que México necesita para tener un país próspero con paz, donde se promueva la ley con un sistema de justicia inquebrantable, y así que el estado de derecho sea fuerte para combatir la violencia y los crímenes en contra de la humanidad.

Según la comisión Interamericana de Derechos Humanos, los principales factores que propician la violencia en México son:

1.   Actores estatales

2.   Crimen organizado

3.   Otros actores como fuentes de violencia como la situación socioeconómica, rutas migratorias, narcotráfico, tráfico de armas y la impunidad.

Según el informe anual de los Estados Unidos de América sobre los derechos humanos en el mundo, los mexicanos siguen viviendo bajo la impunidad, el abuso de las fuerzas de seguridad y el sistema de justicia de la nación. Las principales violaciones de los derechos humanos en México son la corrupción, abusos e impunidad de las fuerzas de seguridad y justicia.

El estado de derecho en México vive de la corrupción y por lo tanto el Departamento de Estado recalca que las “ejecuciones ilegales, tortura y desapariciones es uno de los problemas más significativos”.

Los Actores Estatales (federales, estatales y municipales)  no velan por los derechos humanos de sus ciudadanos, esto dentro de un contexto de lucha contra el narcotráfico, la militarización de zonas del país, donde las  autoridades del país como los policías y las fuerzas militares, ven por alto uno de los muchos graves problemas de México como es la impunidad de los abusos en los derechos humanos, los delitos no son denunciados, y sólo 1 de cada 10 delitos son denunciados. El 98% por ciento de los delitos denunciados no llegan a una sentencia condenatoria.

Los mexicanos no denuncian los delitos porque tienen miedo de represalias por parte de los delincuentes o de las autoridades, o sencillamente piensan que la denuncia no llegará a la captura del agresor, los ciudadanos que sufren de algún crimen a sus derechos humanos no tienen el derecho al acceso a la justicia.

Todas estas violaciones a los DH se transforman en que no hay  libertad de expresión en la república mexicana. Según el estudio de Freedom House, México se coloca en el lugar 139 de 199 países, donde la escala  de el primer país tiene toda la libertad hasta el 199 con nada de libertad.

El crimen organizado, el gobierno, grupo de militares oprimen a los periodistas, esto quiere decir que tienen amenazas por todos lados y aspectos de sus vidas. En la última década se ha incrementado los asesinatos, desapariciones y agresiones a periodistas.  La libertad de pensamiento, expresión y capacidad de difundir información e ideas está sujeto a censura, al igual que la autocensura, legalmente es un derecho la libertad de expresión en México, pero en la práctica es ilegal.

Las estructuras de poder que ha construido la falta de justicia y de un estado débil se ha coludido en estructuras que permiten que el crimen organizado se desarrolle y se establezca fijamente para así coludirse con el estado de derecho, creando un estado de impunidad y corrupción en que los derechos humanos no se respetan y en lugar de eso, se violan. Esto hace que los carteles de droga puedan actuar sin discreción, ya que la impunidad los respalda.

El fenómeno se hace aún más grande cuando hay detención de líderes y se desarticulan los grupos criminales porque se crean combates de control territorial, nuevas alianzas entre los grupos criminales,  y el aparecimiento de nuevos grupos delincuentes, estas actividades delictivas ponen en riesgo el respeto a los Derechos Humanos, ya que aparte de sus actividades delictivas también se dedican a la extorsión, asesinatos, secuestros, robo, cobro de piso, controlan las rutas de migrantes, trafican ilícitamente con los migrantes, trafican con armas y hay trata de personas.

Las respuestas y las soluciones deben de venir por parte del estado de derecho, trabajando en conjunto con la sociedad civil. Lo primero que se debe de erradicar es la corrupción derivada en la impunidad sistemática y estructural  y generar el acceso a la justicia para que se tenga la capacidad y confianza de poder proteger el derecho a la vida en México.

Erradicar la falta de justicia  en todos los niveles de gobierno y desde su raíz reconquistar la confianza de los mexicanos en las instituciones de justicia y derecho. Velar los derechos humanos es de la única manera en la que el país podrá progresar.

TAGS: ,