Monitor Nacional
La desigualdad de riquezas en México
La riqueza y el dinero | Elias Hidalgo
7 de diciembre de 2015 - 5:18 pm
Riqueza-MN
El 1% de la población tiene lo que el 99 necesita.

Normalmente se han preguntado por qué la minoría de la gente en México tiene demasiado y la mayoría no tiene nada. La desigualdad dentro de nuestro país da lugar a un debilitamiento de nuestra economía. Una de las grandes desigualdades en nuestro país es el Desempleo o Subempleo. Este es el mayor fallo de nuestra economía, la principal fuente de ineficiencia y una importante causa de desigualdad.

Hoy en día los jóvenes en México no logran conseguir un  empleo digno durante mucho tiempo, por falta de experiencia o compromiso. Cuando por fin encuentran un trabajo es por un salario mucho menor y acaban frustrados ganando de 6,000 a 9,000 pesos mensuales.  La minoría consigue emplearse dentro de las empresas  que cimentaron sus familiares donde su labor a veces no amerita el sueldo y el estilo de vida que manejan. Aquí empieza la gran división de clases, donde los ricos se reparten las utilidades y los pobres las perdidas. Podemos hacernos una idea de lo que ha venido ocurriendo en términos de porciones de una tarta. Si la tarta se dividiera de forma equitativa, todo el mundo recibiría una porción del mismo tamaño, de forma que el 1% superior recibiría el 1% de la tarta. En realidad, ese 1% se lleva una porción muy grande, aproximadamente una quinta parte de toda la tarta, los demás solo migajas.

Un 1 por ciento de los mexicanos se apropia cada año de aproximadamente un cuarto de los ingresos de la nación. En términos de riqueza más que de ingreso, el 1 por ciento más rico controla el 40 por ciento. ¡Su suerte en la vida mejoró considerablemente!.

Describo no solo cómo nos estamos convirtiendo en una sociedad más dividida, sino también cómo hemos dejado de ser el país de oportunidades que fuimos en otros tiempos. Examino las escasas probabilidades de que una persona que nace abajo consiga ascender hasta lo más alto, o siquiera hasta un nivel intermedio y mantenerse ahí.  A los que nacen en la pobreza les resulta tan difícil huir de ella por la comodidad que han encontrado en esta, muy pocos se esfuerzan por conseguir llegar a lo mas alto, porque bien sabemos que una vez que una persona consigue escalar las divisiones de clases muy dificilmente ascienden de nuevo.

Algunas personas ven las desigualdades de ingresos y se encogen de hombros: ¿qué nos importa si tal persona gana y tal otra pierde? Lo que importa, dicen, no es el modo en que se reparte la torta sino su tamaño.

El 1 por ciento de arriba tiene las mejores casas, la mejor educación, los mejores médicos y los mejores estilos de vida, pero hay algo que el dinero no parece haberles proporcionado: la comprensión de que su suerte está ligada a cómo vive el otro 99 por ciento. La historia muestra que esto es algo que el 1 por ciento de arriba termina por comprender. Demasiado tarde.

TAGS: , , , ,