Ver más de Opinión

La Friendzone VIP

Todos, absolutamente todos hemos estado en una posición en la que terminamos por enamorarnos de una persona que no nos corresponde. La cuestión aquí es ¿se puede realmente vivir de una ilusión, sin morir en el intento?

Hace un par de días descubrí una canción de Javier Ramírez, un Youtuber, actor y cantante colombiano que de pronto había visto a través de Instagram; pero que no me causaba suficiente curiosidad. Debo de decir que es extraño que alguna canción se convierta en algo favorito de mi mente, pero este chico Javier tiene en su canal de Youtube un video llamado Friendzone que me ha encantado.

Y es aquí en donde me toca decir que se ha convertido en uno de mis ritmos favoritos, me encanta la letra; me ha gustado el video y la historia de fondo que todo esto tiene. No sé si exactamente pueda decir que me encuentro identificado, con todo el video; pero la historia es algo que me llega directamente a la cabeza y me vuela los sesos. ¿Te ha tocado enamorarte de alguno de tus amigos o amigas? ¿Crees que se puede vivir con el secreto o es mejor decirlo?

Desde mi punto de vista y experiencia, creo que siempre es mejor expresar lo que nuestro corazón está viviendo, ya que permanecer en silencio sólo hará que tengamos una agonía constante. El hecho de decirle a esa persona que le amamos, no precisamente es para que se entregue a nosotros y comencemos una relación; a veces es sólo para que sepa que llena nuestros días de alegría, que cada vez que le vemos a los ojos se nos inunda el corazón de amor. Expresarle nuestro sentir ayuda a no cargar con la emoción y a dejarla fluir.

¿Cuántos de nosotros van por la calle con un corazón estrujado, amando en silencio, destrozados por la desesperación de no poder gritarle al mundo lo que sienten? Esto de la Friendzone es tan común, que si tan solo pudiéramos abrir el corazón y ser honestos; quizás no nos causaría malestar saber que amamos locamente a alguien y que ese alguien lo sabe.

Es cruel cuando nos quedamos esperando a que esa persona nos corresponda, pero créanme que también uno aprende a disfrutar de los momentos, de las sonrisas, las comidas, los pocos roses de la piel; e incluso de las miradas directas a los ojos, que casi hacen que a uno se le salga el corazón del pecho. Lo que necesitamos aprender, es a NO sentirnos mal moralmente con nuestros pensamientos o deseos, y a disfrutar del tiempo que otros comparten con nosotros.

Hoy en día te digo que estar en la Friendzone se puede convertir en una experiencia no tan mala. Puedes mirarlo a los ojos, a esos bellos ojos que te enloquecen; puedes tocar sus manos, abrazarlo (a) quizás; salir, comer, reír, cenar, caminar, bailar y hasta festejar. Claro, siempre y cuando esta persona pueda entender que lo que le dijiste NO es para acosarle, sino sólo para sentirte bien contigo mismo y expresarle tus emociones.

Alguna vez escuché sobre estos casos en donde los fans terminan convirtiéndose en la pareja de sus ídolos, y miren que no está tan descabellada la idea; no perdemos nada con disfrutar de la experiencia, pero siempre y cuando NO nos duela ni nos incomode la vida que el otro lleva. No poseemos el control sobre sus acciones, lo único que podemos controlar son nuestros sentimientos y si mantenemos esa línea de respeto quizás la Friendzone se vuelva una sala VIP.

No te enganches con las acciones que tiene esa persona, disfruta del tiempo que puedas compartir y de las experiencias que la vida les permita. Y si no hay modo de abrirse o convivir, entonces a otra cosa mariposa, hay millones de peces en el mar y de chicos y chicas buscando a su otra mitad. Sólo que si en determinado momento logras encontrar el amor, te corresponde y también quiere estar contigo; entonces NO desperdicies la oportunidad; pues amores verdaderos se dan muy pocas veces en la vida, y no estamos como para dejarlos ir.

 

@RenteriaEdd