Monitor Nacional
La guerra interminable
Por el México que quiero | Sofía Rivera
24 de abril de 2017 - 12:11 pm
columnaSofia-monitor
Mucha gente ha criticado la forma en que el expresidente llevó su gobierno mientras estuvo al frente del país, sin embargo, incluso ahora bajo la administración de Enrique Peña Nieto, no vemos que el cambio sea tan distinto

 

 Cuando comenzó el sexenio de Felipe Calderón en el 2006, el país se planteó una nueva forma de llevar la administración y el nuevo mandatario proclamó una política que parecía ser un ultimátum contra el crimen organizado y más específicamente el narcotráfico. Felipe Calderón declaró la guerra a este fenómeno que venía dándose desde hace ya un tiempo en nuestro país, la mayoría de las veces coludido con el mismo gobierno que se encontraba al frente, sin embargo, no tomó en cuenta las verdaderas consecuencias que esto traería a la población mexicana en aquél entonces, e incluso ahora, que seguimos viendo las repercusiones del mismo en la forma en que vivimos, y en todas las vidas que perdimos.

Mucha gente ha criticado la forma en que el expresidente llevó su gobierno mientras estuvo al frente del país, sin embargo, incluso ahora bajo la administración de Enrique Peña Nieto, no vemos que el cambio sea tan distinto. Según una encuesta hecha por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la percepción de inseguridad relacionada con la ola de violencia en México subió a 72.3% de la población entre marzo y abril, los primeros meses de la gestión del presidente Enrique Peña Nieto. La percepción de inseguridad de los ciudadanos, creció incluso con respecto a la administración de Felipe Calderón, según Forbes. Entonces, ¿qué es lo que está sucediendo?, ¿qué se está haciendo mal?

No sabemos si acaso estemos llevando de manera errónea esta situación, o es que los partidos políticos que se encuentran en la presidencia ya no hacen una diferencia, en fin. Mientras más tiempo pasa más nos vamos dando cuenta que PRI y PAN ya no son tan distintos, que estamos ante una “izquierda” fragmentada y candidatos independientes que no encuentran coherencia entre sí. Pero más aún, que ninguno de los anteriores logra darnos una respuesta o una solución a esta problemática que seguimos enfrentando hoy en día, y que parece ser una guerra interminable.

A la venta de sustancias ilícitas sumen el tráfico de armas y la violencia que esto genera, alentado por nuestro vecino de arriba, la situación solo parece empeorar. Y es que un problema tan solo nos lleva a otro, no terminamos de resolver una situación y lo único que ocurre es que esta desencadena una serie de eventos que terminan en lo mismo: violencia, criminalidad, corrupción, etc. Estamos lejos de encontrar una paz entre todo el caos que se ha generado por no saber llevar las cosas con transparencia y eficacia. El gobierno no termina de resolver estas problemáticas que tan solo traen más muertes cada vez al país.

Nuestro error histórico ha sido y sigue siendo el tratar de enfrentar el crimen organizado y la inseguridad del país sin desarrollar un sistema de justicia penal viable. No podemos pretender enfrentar todos estos problemas sin comenzar a erradicar lo que falla desde adentro. Lo que el país continúa necesitando son legisladores, así como policías capaces, ministerios públicos que sean eficaces en su labor, y jueces que puedan enfrentar el crimen organizado. De otra manera, tan solo seguiremos cayendo en el mismo círculo vicioso donde hemos estado hundidos desde hace ya un tiempo, por no poder cambiar nuestras maneras.

TAGS: , ,