Monitor Nacional
La lenta muerte del periodismo en México
Nacional | Redacción
24 de abril de 2017 - 1:41 pm
columnaperiodista-monitor
La misma violencia institucional ha propiciado que los periodistas en México se vean amenazados constantemente

Por: Raúl Taiyo

 

Cada día más corrupto.

Cada día menos noticioso.

Cada día faltan más reporteros.

Cada día hay menos honestidad.

Cada día más pseudoperiodistas.

Cada día las mismas figuras alabadas.

Así se vive el periodismo hoy en México.

René Avilés publicó un artículo en la revista electrónica Razón y Palabra dentro del cual nos recuerda a todos que la función primordial del periodismo es informar, sin embargo, en México el fin de la mayoría del periodismo es meramente político. Para distorsionar información a beneficio político (para poder empezar o mejorar una carrera política) o simplemente pueden negar categóricamente información que no es conveniente para el Estado.

Creo que claramente el problema de no recibir información no recae solo en los periódicos, pues es una muestra de ignorancia supina por parte de nosotros, no podemos aferrarnos a un periódico, porque “los otros son tendenciosos”. Los insumos de información a los que tengamos acceso deben de venir de la mayoría de lados posibles para poder generar una perspectiva completa en torno al caso. Y aquí encontramos otra problemática. Las impresiones diarias de periódicos no permiten que los periodistas realicen investigaciones completas y en casos verídicas, ya que se les dan varias asignaciones y una hora límite para editar, después imprimir para poder enviar.

En cuanto al contenido de la mayoría del periodismo actual, me gustaría tomar parte del discurso que comparte Vanesa Robles en el artículo para Okupo+. De manera teórica el periodismo debe de ser noticioso, relevante, honesto y objetivo, sin embargo, con respecto a este último punto, como lo menciona Vanesa es casi imposible la objetividad, porque de ser objetivos, todos presentarían la misma información. Curiosamente algunos de los que redactan creen que el ser objetivo implica el poder mentir, es decir, creen que el crear información es sinónimo de presentarla de manera imparcial.

Por parte de la redacción de La Jornada se publicó un artículo en el que se documenta la presentación del reporte que indica la cantidad de agresiones directas en contra de la prensa durante el año pasado. 426. Cuatrocientas veintiséis fueron las agresiones, haciendo del 2016 el año más violento (hasta la fecha) para la prensa. Se espera un aumento de la violencia en un 7%. La misma violencia institucional ha propiciado que los periodistas en México se vean amenazados constantemente. De acuerdo al sitio article19.org son contados los estados de la república en los que aún (abril del 2017) no se han reportado amenazas de vida a algún periodista.

La periodista Marga Zambra publicó en Letras Libres un artículo en el que demuestra que la reciente ola de influencers en el mundo ha causado un impacto negativo dentro del mundo del periodismo, ya que estos buscan el periodismo por la fama que les puede traer, por los seguidores que pueden darle ‘me gusta’ y ‘compartir’ a sus publicaciones, degradando el trabajo informativo que requiere el periodismo haciéndolo en el hoy tan famoso pseudoperiodismo.

En cuanto a la glorificación de ciertas figuras periodísticas. Jamás negaré que trabajos como los de Aristegui, Dresser, Cacho, Monsiváis, Scherer, Poniatowska entre otros… han realizado aportaciones significativas al bagaje cultural mexicano, sin embargo, el tomar como referencia a estos periodistas, no hace más que quitar la oportunidad a periodistas locales y nacionales que no poseen la misma oportunidad de alcance que los ‘grandes’. También este empecinamiento por tener un modelo a seguir, solo logra que se repitan estilos, es decir que se reproduzcan los esquemas ya utilizados, haciendo del oficio obsoleto, pues no se da el espacio para la reformulación de éste.

De manera general creo que si seguimos propiciando este tipo de periodismo no habrá otra más que despedirse del oficio. El seguir fomentando el periodismo del corazón y el amarillista solamente logra desprestigiar la necesidad de informar sobre hechos relevantes, aunque el amarillismo y la prensa del corazón tienen su importancia en algunos aspectos, no engloban el verdadero significado de ser periodista; ser el que informa.

Antes de terminar tengo una pregunta para ti lector. De manera consciente decidí no escribir los títulos de los artículos mencionados (espero lo hayas notado), pero inserte un hipervínculo al artículo en cuestión. Esto con la finalidad de ver que cuánta información corroboramos, fácilmente pude haber inventado el nombre y temática de los artículos ¿los abriste? En caso de no haberlo hecho, estás reproduciendo el círculo vicioso de la ignorancia supina la cual de acuerdo a la Real Academia Española es ignorancia que procede de negligencia en aprender o inquirir lo que puede y debe saberse. Básicamente la ignorancia por negligencia. Ya se había mencionado este tipo de ignorancia. ¿Conocías o buscaste su significado? No es una cuestión de superioridad el hacer esta pregunta, sin embargo, creo que ejemplifica de la manera más personal lo que es el no querer informarnos.

TAGS: , ,