Ver más de Desde la butaca

La película mexicana que atrapó a Stephen King

Es una sorpresa ver que cada día son más los directores que saltan de la comedia al thriller de horror, seducidos de alguna manera, por otros visionarios de la talla de Guillermo del Toro y Stephen King que caminan a paso firme dentro de la industria, pero la admiración es doble cuando la apreciación es femenina.

La violencia del narco en nuestro país ha alcanzado niveles insospechados, los titulares de la prensa amarillista resuelven estos crímenes como ‘ajuste de cuentas’ convirtiéndose en el pan de cada día. Lo que nuestros ojos no ven es que dicha violencia rompe la célula familiar y aquellos sobrevivientes terminan siendo perseguidos por un camino invisible de sangre.

Bajo esta cruel premisa que aqueja a todas las ciudades del país, su directora Issa López —‘Efectos Secundarios’ (2006) y ‘Casi Divas’ (2008)— retrata de manera magistral en su tercer largometraje ‘‘Vuelven’’ una historia de fantasía, sin maquillaje ni falsas caretas la situación de calle y abandono que sufre un grupo de niños.

La película cuenta la historia de Estrella —interpretada por Paola Lara— una niña de 10 años quien al descubrir que su madre ha desaparecido misteriosamente y con el poder de tres deseos, utiliza uno de ellos para pedir que su madre regrese, y sucede, pero no de la forma que ella esperaría. Aterrada por la presencia fantasmal de su madre, Estrella huye y busca refugio en una pandilla liderada por El Shine —Juan Ramón López— y otros niños como: el Tucsi, Pop y el Morro —interpretados por Hanssel Casillas, Rodrigo Cortes y Nery Arredondo respectivamente— que comparten la misma situación de abandono, pero muy pronto aprende que en realidad los muertos nunca se dejan atrás y cuando se vive en medio de la violencia y brutalidad, los deseos nunca salen como el corazón quisiera.

Aplaudida por la crítica extranjera, ‘‘Vuelven’’Tigers are not afraid, título en inglés— ganó el premio a Mejor Dirección de Horror en el Fantastic Fest en Austin, Texas, y en el ScreamFest de Los Ángeles arrasó en las categorías de Mejor Película, Mejor Edición, Mejor Actor, Mejor Actriz y Mejor Dirección. Pero eso no es todo, Guillermo del Toro también se ha pronunciado elogiando a su directora diciendo que el horror con sensibilidad y mirada siempre conmueven. Por su parte Stephen King, el creador de ‘‘Eso’’ escribió en su twitter: ‘‘Esta es una película excelente, dura y conmovedora. Dos minutos y ya estaba bajo su hechizo’’.

La película tiene un crudo comienzo, cuando los niños están en la escuela tomando sus clases como de costumbre se ven bruscamente interrumpidos por una lluvia de balas producto del enfrentamiento a las afueras del recinto por miembros del crimen organizado, llamados aquí los ‘Huascas’ que muestran otra cara de la dura realidad que atormenta la vida de los mexicanos.

El largometraje de López se vuelve necesario en un país donde coexisten política y narco, una amalgama difícil de separar. Con cada cuadro pareciera que no existe otra ley más que la violencia, entonces como válvula de escape los niños crean mundos fantásticos para evadir la desgracia. Nuevamente estamos frente a situaciones reales que están cortando de tajo la inocencia de los niños, obligándolos a madurar dejando cicatrices que la sociedad no quiere ver.

La película cuenta con la participación de Ianis Guerrero y Tenoch Huerta —como Caco y el Chino— figuras obligadas dentro del cine nacional, pero brilla más el talento innato de los jóvenes protagonistas, que alejados del noble arte de la actuación se desenvuelven como peces en el agua. Mención especial merecen los mesurados efectos especiales que, a pesar del limitado presupuesto de su producción, todos los elementos y locaciones lucen sensacionales y encajan perfectamente dentro de la historia, vaya que sacaron provecho al dicho de que menos, es más.

‘‘Vuelven’’ es un escape fantástico visto a través de los ojos y la pericia de un grupo de niños que buscan un lugar para sobrevivir. El filme sacude la mente y el cuerpo y resulta además una fábula negra tan realista, que asusta por sí sola cuando los niños se convierten en tigres para enfrentar sus propios miedos.