Monitor Nacional
La segunda curva
Emprende seguro | Luis Lara Esqueda
19 de octubre de 2015 - 4:36 pm
Camino-MN
Lo más valioso que tienen las empresas son sus personas, no sus máquinas, esto considera un cambio importante, lo llamo el «ingreso emocional»

Imagino que por el título de esta colaboración pensarás que me refiero al negocio de mi amiga Caro ―ella vende bolsos afuera del colegio y justamente ahora muestra sus segundas curvas―, pues no es así, estoy hablando del libro de Charles Handy, filósofo irlandés que se especializa en conducta organizacional, fue rankeado entre los 50 pensadores más importantes de esta era, en 2001 fue mencionado entre los 50 pensadores más influyentes.

Enumera Handy ―no Caro― que las curvas en la empresas ―al igual que en las personas― tienen la forma de una «S» horizontal, es decir: nacen, crecen e inician su descenso y es justo en este punto cuando debes iniciar la nueva curva que será otra especie de «S» vertical para obtener el inicio justo antes de que la primera descienda.

Este notable autor también menciona que lo más valioso que tienen las empresas son sus personas, no sus máquinas, esto considera un cambio importante, lo llamo el «ingreso emocional», es decir, lo que las personas sienten y perciben al estar trabajando en una empresa o un proyecto, el ingreso emocional da un valor superior a las empresas. Luego expone que todo debe ser replanteado ―Hardy cita «desarmado»― para volverse a armar en función de las nuevas circunstancias y entorno que tengas; afirma que si quieres cambiar cuando las cosas no van bien, puede no ser un buen momento, pues sus líderes estarán agotados y su creatividad no será tan buena.

En otro artículo sobre Hardy se menciona que 44% de las 500 empresas de Fortune de hace siete años ya no existen como entidades independientes (esa es la razón por la que al taller de soldadura de Garcilaso ahora le llama PyME, como él dice: «Soldamos todo menos un corazón roto»).

El desafío de la «segunda curva» es encontrar una forma de comenzar esa curva mientras se sigue construyendo sobre el éxito, el aprendizaje y la madurez ganados en la primera curva.

Garcilaso dice que los que inventaron los calzones pensaron en cómo reinventar su empresa, por ejemplo, los calzones de las mujeres antes se usaban por fuera, ahora los calzones se usan por dentro, Caro mi amiga salió enojada gritando, no es que sean cochinos sino que tienen costumbres diferentes, hasta en los tinacos hay diferentes niveles y hasta la basura se separa.

En definitiva, hay que cambiar justo cuando todo vaya bien y rediseñar tu vida no importando que no lo hayas hecho en el pasado, se me ocurre que si cuando bailabas te decían «el tronco Gómez», con unas clases, mucha práctica, escuchando por nota y ejecutando con el alma, en lugar de ser «el tronco Gómez», serás «el trompo Hernández», habrá que cambiar el refrán y decir ahora que «Chango viejo sí aprende maroma nueva».

Hoy hace un año, gracias a Monitor Nacional, inicié mi segunda curva, esta aventura de comentar semanalmente puntos de vista sobre temas álgidos de economía, dinero, empresas  y finanzas de manera sencilla, casual y usando ese lenguaje tan mexicano de comunicarnos en un doble sentido. En noviembre, como parte de esa segunda curva, se publicará mi primer libro «Cambiando vidas me cambió la vida», del cual hablaremos en fechas próximas.

Nos leemos la próxima semana, espero hayan cambiado las «S» de su vida (es  la «S», no el «ese»).

TAGS: , , , ,