Monitor Nacional
¿La seguridad en nuestras manos?
¿A quién dejamos atrás? | Javier Velazquez
4 de noviembre de 2016 - 11:43 am
armas_Monitor_Nacional
A diferencia de nuestro vecino del norte, varios países de América Latina ya tienen restringido el uso de armas para los civiles

En los últimos meses se ha debatido acerca de que los civiles puedan portar armas de fuego. Más recientemente el lugar donde el debate ha salido más a flote es Estados Unidos, ya que como hemos visto en los medio, se ha vivido un incremento en el número de muertes por las armas de fuego que portan los civiles.

A diferencia de nuestro vecino del norte, varios países de América Latina ya tienen restringido el uso de armas para los civiles. Por ejemplo, Argentina, que tiene el  Renar (Registro Nacional de Armas de Fuego), que está siendo remplazado por la Anmac (Agencia Nacional de Materiales Controlados), que se encargada de supervisar el registro de armas y su respectivo programa de rendición. Esto por el alta en las muertes causadas por las armas de fuego en este país, claro como en muchos otros países de América Latina.

Argentina está haciendo su parte en esta lucha, los resultados no serán inmediatos pero es el inicio, mientras tanto en otros países donde hay leyes más fuertes en contra del uso y compra de armas de fuego, y sin embargo las muertes causadas por armas de fuego son muy altas. Por decir un ejemplo, está Venezuela, según el OVV (Observatorio Venezolano de Violencia) la tasa de muertes es de 90 por cada cien mil habitantes, en otras palabras es que por lo menos una de cada cinco personas que son asesinadas en América es una ciudadano de Venezuela. Aunque como muchos sabemos el gobierno de Venezuela es conocido por no dar las cifras oficiales, pero es esperado que alguna cifra que den esté minimizada, y las cifras que conoces en su mayoría son hechas por organizaciones expertas en el tema fuera de Venezuela.

Aunque, las leyes en Venezuela han cambiado recientemente para limitar la posesión de armas de fuego, las ley que tiene que se le conoce como Ley de Desarme, la cual se promulgó en 2002 y en esta se mencionada que la principal medida no es solo la casi prohibición de portar armas sino que además la venta de armas de municiones tanto como las mismas armas a los civiles. Desde el año de su implementación se ajustó la ley para tener más cerrado el comercio de las armas de fuego, esto para solo que estas se posean por elementos de seguridad del estado, aun con estas medidas las muertes causadas por armas de fuego han aumentado.`

Otros países de América Latina, como México y Colombia, también han puesto en marcha sus leyes para el control de armas de fuego, sus leyes se mueven entre la habilidad de los ciudadanos para defenderse, como derecho constitucional, esto en el caso de México, o hasta la prohibición de las armas de fuego, para el caso de México es necesario un permiso por parte del gobierno federal para portar y comprarlas.

Para el caso de México en las últimas semanas una iniciativa ha llamado la atención de los ciudadanos, una iniciativa que promueve que los civiles tengan acceso a armas de fuego para su protección, y tanto los crecientes casos de violencia en contra de la población que se ven día a día, también se ven los casos de los ciudadanos que toman la justicia en sus propias manos, para unos es visto como una manera de poner la balanza en equilibrio, para otros el volver a los tiempos donde los conflictos se arreglaban de esa manera, un retroceso desde la perspectiva de un servidor, una verdadera amenaza esta clase de iniciativas, hay una clara relación entre el acceso a las armas de fuego y los muertos por armas de fuego. Por ejemplo los países con las regulaciones más prohibitivas acerca de las armas de fuego, tales como Australia, Japón, o Reino Unido básicamente no poseen muertes por armas de fuego, este tipo de iniciativas o leyes acaban solo beneficiando a la gran industria de las armas, y más en contexto de América Latina, a los carteles y traficantes de drogas.

En América Latina en general las leyes si establecen una serie de trabas para conseguir o usar las armas de fuego, pero claro que estas en su mayoría no se consiguen por medio convencionales, sino por el llamado mercado negro. Lo que queda para América Latina es que el uso, cuidado o prohibición de las armas de fuego no solo requiere leyes, sino que también necesita un alto grado de vigilancia, pero las diferencias entre las ideas de cada país lo hacen más difícil, como mencionábamos antes que Argentina busca la prohibición total de las armas de fuego, pero por otro lado vemos a Brasil que busca lo contrario. Esto, sin lugar a dudas es algo que continuaremos viendo en los próximos años, una disyuntiva entre los países.

TAGS: , , ,